torta de moras y almendra

Deléitate con la exquisita fusión de moras y jazmín en una irresistible torta

En este blog te enseñaremos a hacer deliciosos postres caseros y hoy te presentamos una receta de torta de moras y jazmines. La combinación de frutas y flores le dará un sabor único y especial a este postre.

Preparación

Para empezar, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 190 gramos de manteca para Argentina, Paraguay y Uruguay, o mantequilla sin sal para el resto de los países.
  • 260 gramos de azúcar blanca común.
  • 4 huevos.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • Ralladura de 2 limones.
  • 170 gramos de harina sin leudante.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 120 centímetros cúbicos de crema ácida (o su sustituto).

Comienza batiendo la manteca o mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema suave y homogénea. Añade los huevos de a uno y continúa batiendo. Agrega la esencia de vainilla y la ralladura de limón para darle aroma a la preparación.

Por otro lado, tamiza la harina, el polvo de hornear y la sal, y resérvalos. Si no encuentras crema ácida, puedes preparar un sustituto mezclando crema para batir con jugo de limón, vinagre y sal.

Para hacer el sustituto de la crema ácida, mezcla 100 centímetros cúbicos de crema para batir con 2 cucharadas de jugo de limón, media cucharadita de vinagre y una pizca de sal.

Elaboración

Ahora, alterna el agregado de los ingredientes secos tamizados y la crema ácida (o su sustituto) en la mezcla anterior, comenzando y terminando con los ingredientes secos.

Una vez que todos los ingredientes estén incorporados, vierte la mezcla en un molde previamente engrasado y enharinado.

Lleva la torta al horno precalentado a 180°C y hornea por aproximadamente 40 minutos o hasta que esté dorada y firme al tacto.

Retira la torta del horno y deja que se enfríe por completo antes de desmoldar y decorar a tu gusto.

¡Disfruta de esta deliciosa torta de moras y jazmines!

Preparación de la masa

Fíjate que no es muy complicada y, la verdad, que mejor a la amiga de tus bizcochos. Así que dale probarla, no te cuesta nada. También, si no quieres hacer la crema así de así como lo acabo de hacer yo, el sustituto puedes usar yogur natural como reemplazante. Última tanda de harina... muy bien, perfecto.

Ahora vamos a poner la masa: la base de dividir en tres carteras de 20 centímetros de diámetro que le vas a poner papel manteca en la base. Está es una preparación que admite que vos puedas cocinar en partes, ¿qué significa eso? Que si tuvieras un solo molde, podrás hornear un primer disco, después hornear un segundo disco y ya cuando haya recuperado el molde, y así. Está buenísimo esto, te juro que te mejora muchísimo. Te salen los bizcochos más húmedos, se cocinan más rápido. La verdad, que yo prefiero cocinar siempre, pero siempre en discos. Como te digo siempre, si quieres que tus bizcochos te queden perfecto, pesas la masa, la divides por tres para que te queden idénticos. Pero sé que del otro lado, no sé cuánto caso me vas a hacer, y por ahí los hagas así, así que yo estoy haciéndolo como vos lo harías en tu casa. Lo que sí debes hacer, ya te lo digo, es si no te has suscrito todavía al canal, suscribirte, activa la campanita así te aviso cuando sale un nuevo artículo. Dales y a mí me es recontra feliz.

Sembrando las moras

Bueno, mira, una vez que los tienes así le vamos a sembrar. ¿Qué quiere decir templar? Es cuando le pones a mano o pingping una por una moras. Yo elegí moras presupueste. Que vos no consiguieras moras, puede ser frambuesas. Las frambuesas frescas también quedan súper bien. Así que dale, se las vamos a poner. Calcula que para estos tres bizcochos, yo estoy usando aproximadamente unos 200 gramos de moras frescas. Ojo, que si le quieres poner congeladas no es lo mismo porque la fruta congelada, cuando se descongela, pierde mucho líquido. ¿Y qué pasa si tú me dice mucho la masa? Así que no te recomiendo que le pongas fruta congelada. Así como estoy haciendo yo porque no te va a quedar igual. Para otras preparaciones funciona bien, pero suponte que no consigues moras, puedes usar también, le queda súper bien a la crema de jazmín que vamos a hacer ahora.

Cocción

Fíjate que conseguís ya con los bizcochos listos. Ahora sí, los vas a llevar a un horno que vas a tener precalentado en 160 grados por aproximadamente 25 a 28 minutos. Y como sabes que están, porque los pinches con un palito y cuando el palito es eléctrico es que ya está.

Preparación de la crema

Ahora vamos con la crema de esta torta de moras, y va a ser una crema una chica, en realidad. Que lo vamos a saborizar de jazmines, sabéis la sorpresa que es, está buenísimo. Así que para bancar, como siempre en una crisis, vamos a poner manteca y...

La mejor opción para las grasas

En Argentina, Paraguay y Uruguay, se utiliza la manteca para hacer postres, mientras que en el resto de los países es recomendable utilizar mantequilla sin sal. Asegúrate de tener la opción correcta de acuerdo a tu ubicación, ya que esto afectará el resultado final de tus postres.

La importancia de tamizar el azúcar impalpable

Cuando utilices azúcar impalpable, es necesario tamizarla para evitar que se formen grumos. Si no lo haces, los grumos de azúcar podrían arruinar la textura de tu postre. Por eso, asegúrate de tamizarla correctamente antes de incorporarla a tus recetas.

Mezclar correctamente la manteca con el queso crema

Es importante asegurarse de que la mezcla de manteca y queso crema esté bien integrada. Utiliza una batidora para asegurarte de que no queden pedacitos de manteca en la masa. Esto garantizará que tus postres tengan una textura suave y homogénea.

Agrega el sabor con esencia de jazmines

Para darle un toque especial a tus postres, puedes agregar una cucharadita de esencia de jazmines. Esta esencia le dará un aroma y sabor únicos a tus recetas. Asegúrate de integrarla correctamente para que se distribuya de manera uniforme en la masa.

No todos los quesos cremas son iguales

Es importante tener en cuenta que no todos los quesos cremas tienen la misma consistencia. Si tu queso crema no es muy sostenido, es posible que necesites agregar gelatina para lograr la textura deseada. Busca en nuestro canal la receta donde explicamos cómo hacerlo.

Prueba antes de usar esencias florales

Siempre es recomendable probar las esencias florales antes de utilizarlas en tus recetas. Algunas pueden tener un sabor más fuerte que otras, por lo que es posible que necesites ajustar la cantidad según tu gusto. Asegúrate de que el sabor sea el correcto antes de añadirlas a tus preparaciones.

El paso clave: armar el bizcocho

Una vez que hayas preparado todos los ingredientes, llega el momento de armar el bizcocho. Este paso es crucial para lograr un postre perfecto. Asegúrate de seguir las instrucciones cuidadosamente para obtener un resultado final exitoso.

La textura húmeda del bizcocho

Los bizcochos que utilizamos en esta receta tienen una textura extremadamente húmeda. Esto se debe a la correcta combinación de los ingredientes y a la forma en que se hornean. Si sigues los pasos al pie de la letra, obtendrás un bizcocho delicioso y jugoso.

El último paso: cubrir el bizcocho

Una vez que el bizcocho esté listo, llega el momento de cubrirlo. Utiliza un cornetín para hacerlo de manera prolija y uniforme. No te olvides de darle un toque final con algunas decoraciones, como frutas o flores comestibles.

Conclusión

Con estos consejos, podrás mejorar tus habilidades como repostero/a y sorprender a tus seres queridos con deliciosos postres caseros. Recuerda siempre seguir las instrucciones al pie de la letra y probar diferentes variaciones para encontrar tu propio estilo en la cocina.

¡Prepara una deliciosa torta de moras con jazmín!

En este artículo te enseñaremos a hacer una exquisita torta de moras con un toque floral de jazmín. Sigue estos sencillos pasos para sorprender a tus seres queridos con un postre casero y delicioso.

Ingredientes:

  • Crema de jazmín
  • Rosetones de crema
  • Moras frescas
  • Pie de torta
  • Un platito lindo para presentar la torta

Paso a paso:

Semi desnuda - En un bol, coloca la crema de jazmín y bátela hasta que esté a punto de nieve.

Lo que te sobró - Si te quedó un poco de crema de jazmín, puedes utilizarla para hacer unos rosetones decorativos en la torta.

Unas moras divinas - Lava bien las moras y colócalas en la parte superior de la torta una vez que esté lista.

Pósteriormente - Unta un poco de pie de torta alrededor del borde para que quede más bonita.

Vamos a probar esta torta - Sirve la torta en un platito bonito y disfruta de su sabor fresco y floral. La combinación de moras, limón y jazmín es simplemente deliciosa.

5 anímate a los florales - Si eres amante de los sabores florales, te encantará esta torta. Sorpréndete con cada bocado y siente cómo te transporta a un jardín lleno de fragancias.

No olvides dejarnos tu opinión en los comentarios y compartir este artículo si te ha gustado. Si aún no lo has hecho, ¡suscríbete a nuestro blog para recibir más recetas y consejos de repostería casera!

Artículos relacionados