tarta tiramisu y los glaseados espejo

Deliciosos cupcakes terroríficos para celebrar Halloween de manera dulce

Receta de tarta fría de calabaza para Halloween

Hola cupcakes, bienvenidos a este artículo sobre cómo hacer una deliciosa tarta fría perfecta para Halloween. En esta ocasión, la tarta estará decorada como una simpática calabaza, uno de los símbolos más populares de Halloween.

Por fuera, la tarta ya es bonita y divertida, pero por dentro nos esperan varias capas que le darán una textura muy rica. Y aquí entre nosotros, quiero compartir un secreto: las capas son extremadamente sencillas de hacer. Incluso el glaseado espejo que utilizaremos es muy fácil de hacer, con ingredientes que son fáciles de conseguir.

Y ahora sí, si quieres ver cómo se hace esta divertida, deliciosa y facilísima tarta, sigue leyendo el artículo porque la receta empieza ya.

Capa de relleno de la tarta

Para hacer el relleno de la tarta, vamos a necesitar mermelada de albaricoque, gelatina en polvo sin sabor (o grenetina) y agua fría.

Empezamos poniendo el agua sobre la gelatina y mezclándola, luego la dejamos reposar durante 10 minutos para que la gelatina se hidrate. Pasado este tiempo, la gelatina habrá absorbido todo el agua, por lo que estará lista para calentarla, ya sea en el microondas o a fuego bajo.

Una vez la gelatina esté totalmente derretida, la vertemos sobre la mermelada (en este caso, de albaricoque). Si quieres hacer el relleno de otro sabor, puedes cambiar el tipo de mermelada por una de tu agrado. Es importante mezclar bien para que la gelatina se reparta de manera uniforme en toda la mermelada y así conseguir la misma textura en todo el relleno.

Utilizaré un molde de silicona con un diámetro de 16 centímetros para facilitar el desmolde posterior. Para ello, engrasaré el molde con un poco de aceite de girasol. Una vez listo, vertemos el relleno dentro y lo llevamos al congelador durante 1 o 2 horas, hasta que veamos que ha cuajado y está un poco firme.

Capa de chocolate y copos de cereales

Para la siguiente capa de la tarta, necesitaremos chocolate negro, copos de cereales y nata para montar (crema para batir o crema de leche).

Vertemos la nata sobre el chocolate y lo calentamos, ya sea en el microondas o al baño maría, hasta que el chocolate se derrita por completo.

Una vez derretido, utilizamos la mezcla de nata y chocolate como base para nuestra siguiente capa. Esta capa le dará un toque crujiente a la tarta, gracias a los copos de cereales que añadiremos.

Personalización del glaseado espejo

El glaseado espejo es el toque final de nuestra tarta fría de calabaza para Halloween. Podemos teñirlo del color que queramos para personalizarlo según nuestro gusto.

Puedes modificar el glaseado espejo a tu antojo para que se adapte a tus preferencias.

Una vez que todas las capas estén listas, solo queda montar la tarta y decorarla como una calabaza de Halloween. ¡Y listo! Ya tienes una tarta fría perfecta para celebrar Halloween.

Receta de barritas de chocolate y cereales

Para preparar estas deliciosas barritas de chocolate y cereales, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de chocolate negro
  • 150 gramos de copos de cereal
  • Aro de 16 cm de diámetro (opcional)
  • Tira de papel de acetato

Paso 1: Preparación de la capa de chocolate y cereal

En una olla, derrite el chocolate a fuego bajo hasta que esté completamente líquido. Tritura los copos de cereal con las manos y mézclalos con el chocolate derretido hasta que estén bien cubiertos. Si lo deseas, puedes utilizar un aro de 16 cm de diámetro con una tira de papel de acetato en su interior para dar forma a la capa. Extiende la mezcla dentro del aro asegurándote de dejar una capa uniforme. Luego, lleva la capa al congelador durante una o dos horas hasta que esté completamente endurecida.

Paso 2: Preparación de la capa de yogur

Para la capa de yogur, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Yogur natural sin azúcar
  • Azúcar blanco
  • Nata para montar (mínimo 35% de materia grasa)
  • Extracto o esencia de vainilla
  • Gelatina en polvo sin sabor
  • Agua fría

En primer lugar, vierte el agua sobre la gelatina en polvo y deja reposar durante 10 minutos. Luego, calienta la gelatina en el microondas o a fuego bajo hasta que se derrita por completo. Reserva la gelatina derretida para más adelante.

Bate la nata a velocidad media hasta que comience a espumar. Añade el azúcar y continúa batiendo a velocidad alta hasta obtener una textura espumosa y consistente. En otro recipiente, mezcla el yogur con el extracto de vainilla y la gelatina derretida. Vierte esta mezcla sobre la nata y mezcla con cuidado hasta que estén integrados todos los ingredientes.

Vierte un tercio de la mezcla en un molde de silicona previamente engrasado con aceite de girasol.

Conclusión

Estas barritas de chocolate y cereales son el postre perfecto para disfrutar en cualquier ocasión. La combinación de chocolate crujiente y una capa de yogur suave es simplemente irresistible. Sigue estos sencillos pasos y sorprende a todos con este delicioso postre casero. ¡Buen provecho!

Relleno del pastel de mousse

Para alisar la superficie, llevamos la mezcla al congelador durante 15 minutos para que cuaje un poco. Mientras tanto, vamos a desmontar el relleno. Pasados cinco minutos, colocamos el relleno sobre la mousse y lo cubrimos completamente con más yogur. Desmoldamos la capa de chocolate con cereales y la colocamos en la superficie de la mousse, hundiéndola un poco. Con la ayuda de una espátula, quitamos el exceso y tratamos de dejar la superficie lo más lisa posible. Es importante que la nata no quede completamente montada, así tendrá una textura suave y delicada.

Congelado de la mousse

Una vez hecho esto, llevamos el pastel al congelador durante 4-6 horas o hasta que la mousse esté completamente congelada.

Glaseado espejo

Para hacer el glaseado espejo, necesitaremos azúcar blanco normal, chocolate blanco, agua, leche condensada, gelatina en polvo sin sabor y colorante alimentario (opcional). Comenzamos por hidratar la gelatina en agua durante 10 minutos. En un cazo a fuego medio, disolvemos el azúcar, la leche condensada y el agua restante. Una vez la mezcla empiece a hervir, bajamos el fuego al mínimo y añadimos la gelatina hidratada. Mezclamos hasta que quede totalmente disuelta. Añadimos el chocolate blanco y mezclamos suavemente hasta fundirlo completamente. Si el chocolate no se funde por completo, lo retiramos del fuego y lo trituramos con una batidora de mano. Este paso nos ayudará a que el chocolate quede totalmente fundido y el color del glaseado sea más intenso, sin necesidad de utilizar mucho colorante. Por último, añadimos el colorante alimentario para obtener el tono deseado.

Aplicación del glaseado espejo

Una vez tenemos el glaseado listo, desmoldamos el pastel en una superficie alta con un diámetro más pequeño que el de la tarta. Esta técnica facilitará la aplicación del glaseado. Ahora sí, aplicamos el glaseado sobre la tarta de manera uniforme. Recordad que el glaseado debe tener una temperatura de unos 35 grados Celsius para que se adhiera correctamente. Para obtener un resultado profesional, podemos utilizar una espátula o una cuchara para extenderlo de forma equilibrada. Dejamos que el glaseado se endurezca antes de servir y disfrutar de nuestro pastel de mousse.

Tarta de calabaza: ¡Deliciosa y divertida!

Con todos los ingredientes listos, vamos a glaciar la tarta. Es muy importante que el glaseado no esté muy caliente, porque si no, podría derretir la tarta. También es importante controlar que el glaseado siga estando fluido para conseguir una cobertura bonita, lisa y brillante.

Recomendación: Si ves burbujitas en la superficie de la tarta, te recomiendo pincharlas inmediatamente con un palillo. Luego, retira el exceso de glaseado con una espátula y traslada la tarta al stand o plato de presentación.

Por el momento, vamos a mantener la tarta refrigerada para que se vaya descongelando poco a poco. Mientras tanto, podemos hacer los ojitos de la tarta. Para ello, ponemos unos círculos de chocolate derretido sobre papel encerado o de horno. Luego, damos un golpecito a la bandeja para alisar la superficie y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que endurezcan por completo.

Recomendación: Sobre una bandeja aparte y también sobre papel de horno, ponemos unos círculos de chocolate blanco más grandes. Si es necesario, podemos dar más golpes a la bandeja para extender más el chocolate. Inmediatamente después, colocamos encima los círculos de chocolate negro que ya deben estar previamente solidificados. Podemos hacer cuatro ojitos y elegir los dos que más nos gusten.

Una vez el chocolate blanco también haya endurecido, lo retiramos del papel de horno y lo colocamos sobre la tarta. En el centro, ponemos una bolita de lacasitos o M&M's para simular la nariz. Luego, dibujamos una bonita sonrisa en la tarta y unos rizos con chocolate derretido.

Ahora, con un poquito de nata montada o crema chantilly teñida con colorante alimentario verde, vamos a hacer unas cuantas hojitas en nuestra simpática calabaza.

¡Y voilà! Así queda nuestra deliciosa y divertida tarta de calabaza. Como mencioné al inicio, si bien tiene varias capas, son muy fáciles de hacer. Para conservarla, es recomendable mantenerla refrigerada. Además, antes de disfrutarla, debemos asegurarnos de que haya pasado aproximadamente unas dos horas dentro de la nevera para que esté completamente descongelada.

¡Hora de probarla! Como se puede ver en el corte de esta delicia, queda súper bien el color naranja del glaseado combinado con el interior también naranja. El toque crujiente con el chocolate queda perfecto.

¡Conviene saber bien todos los sabores y la textura! La verdad es que todas las capas que le hemos puesto...

Esta tarta me parece perfecta, no le cambiaría nada. Tiene una combinación de texturas deliciosa, con un relleno de albaricoque suave y ligero, y un toque crujiente de chocolate. Sin duda, la recomiendo al 100%.

Cupcakes destacados de la semana

Cada semana, selecciono algunos de los cupcakes que me etiquetan en Twitter, Instagram o Facebook para destacarlos en mi salón de la fama. ¡Estos fueron los elegidos esta semana!

Luz: Ha hecho esta preciosa tarta de unicornio.

Leslie: Ha preparado este bonito pastel de números.

Carolina: Nos muestra su refrescante tarta de mango.

Elías: Se animó con el irresistible cheesecake de limón.

Celia: Ha preparado esta jugosa carro cake.

Andreas: Nos muestra su deliciosa torta tres leches.

Muchísimas gracias a todos por hacer mis recetas y que sepáis que ya estáis en mi salón de la fama. ¡No olvidéis suscribiros al canal y darle a Me gusta a este artículo!

Nos vemos el viernes que viene con una nueva receta. ¡Hasta luego, cupcake lovers!

Artículos relacionados