tarta de queso o new york cheesecake

Delicioso y cremoso: Aprende a hacer la receta clásica de Cheesecake de Nueva York

Cheesecake New York: una delicia americana

Bienvenidos a todos. Estoy muy contento de compartir con ustedes una deliciosa receta de cheesecake. En este artículo les traigo una propuesta que no se pueden perder. Vamos a hacer un clásico de la repostería americana: un cheesecake New York con todos los ingredientes para darle un sabor exquisito.

Ingredientes para la base crocante

Lo primero que tenemos que hacer es la base crocante. Para ello, vamos a necesitar mantequilla y galletas de vainilla. Pueden utilizar las que les gusten sin ningún problema.

Recuerda: Una buena base es fundamental para un cheesecake delicioso.

Comenzaremos por derretir la mantequilla. Podemos hacerlo en una cacerola o en el microondas. Una vez que esté completamente derretida, vamos a procesar las galletas.

Debemos cortar las galletas groseramente y luego procesarlas hasta obtener una textura similar a la arena mojada. Una vez listas, las mezclamos con la mantequilla fundida hasta humedecerlas por completo.

Consejo: Asegúrate de que la base esté bien compacta antes de continuar con la receta. Puedes utilizar una cuchara medidora o un pisa papas para hacer presión.

Preparación del molde

Es importante preparar correctamente el molde para poder desmoldar fácilmente nuestro cheesecake. Utilizaremos un molde desmontable de unos 20 centímetros de diámetro.

Recuerda: El molde desmontable facilita el desmolde del cheesecake.

Para preparar el molde, vamos a colocar mantequilla fundida en la base y en los bordes. Luego, colocamos un papel de horno o papel manteca en la base y volcamos la preparación de las galletas. Utilizamos una espátula para aplanar y formar una base crocante.

No olvides: Compacta muy bien la base para obtener un cheesecake delicioso.

Finalmente, utilizamos una base plana para hacer presión y compactar aún más la base. ¡Listo! Ya tenemos nuestro molde preparado.

En resumen:

  • Derretir la mantequilla
  • Procesar las galletas
  • Mezclar las galletas con la mantequilla
  • Preparar el molde desmontable
  • Compactar bien la base

Ahora que tenemos la base crocante preparada y el molde listo, podemos continuar con la receta. En el próximo artículo, les enseñaré cómo preparar el relleno del cheesecake. ¡No se lo pierdan!

Preparación de la base de galletas

Una vez que terminamos de compactar bien la base de las galletas, vamos a preparar nuestro molde. Si no estamos seguro de que nuestro molde sea herméticamente cerrado, la recomendación que les doy es que utilicen papel de aluminio para cubrirlo y evitar que se filtre líquido o agua por debajo.

Preparación de la base de crema

Para la base de crema de nuestro cheesecake, vamos a utilizar queso crema estilo americano. En esta ocasión, estoy utilizando queso Philadelphia debido a su contenido graso, lo cual asegura una cocción perfecta y un cheesecake bien sostenido. Si tienes dificultades para conseguir este queso o buscas una opción más económica, puedes reemplazarlo por cualquier otro queso crema y añadir unos minutos más de cocción.

Es importante tener en cuenta que con otros quesos crema la preparación será más ligera y requerirá más tiempo de cocción para obtener la consistencia perfecta del cheesecake.

En un bol, vamos a batir el queso crema sin incorporar aire. Queremos que la mezcla quede bien sostenida. Si el queso está muy duro, se recomienda sacarlo del refrigerador unos 20 a 30 minutos antes para ablandarlo.

Una vez que hemos incorporado todo el queso, movemos un poco la mezcla con una espátula para ablandarla. A continuación, agregamos azúcar y mezclamos hasta integrar por completo. Luego, añadimos jugo de medio limón, ralladura de medio limón, esencia de vainilla y fécula previamente tamizada. La fécula nos ayudará a ligar todos los ingredientes.

Recuerda que es importante precalentar el horno antes de terminar de integrar toda la preparación.

Finalmente, agregamos los huevos. Utilizaremos un huevo y medio para esta receta. Rompemos el primer huevo y lo añadimos, luego rompemos el segundo huevo, quitamos el ligue y agregamos solo la mitad.

Una vez que todo está integrado por completo, agregamos crema y unificamos la preparación.

¡Es hora de precalentar el horno y comenzar a disfrutar de nuestro delicioso cheesecake casero!

Cómo preparar un delicioso cheesecake casero

Si eres amante de los postres, no puedes perderte esta receta de cheesecake casero. En este artículo te contaremos paso a paso cómo hacerlo, desde la preparación de la base hasta la cocción en el horno. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo hacer un cheesecake perfecto!

Ingredientes necesarios:

  • Galletas para la base
  • Queso crema (recomendamos utilizar Filadelfia)
  • Azúcar
  • Huevos
  • Esencia de vainilla
  • Frutos rojos (pueden ser congelados o naturales)
  • Azúcar y jugo de limón para la compota

Preparación de la base:

Comienza triturando las galletas hasta obtener una textura similar a las migas. Luego, derrite un poco de mantequilla y mézclala con las galletas trituradas. Presiona esta mezcla en el fondo de un molde de unos 26 centímetros de diámetro.

Ahora, vamos a preparar la crema del cheesecake. En un recipiente, mezcla el queso crema, el azúcar, los huevos y la esencia de vainilla. Bate hasta obtener una crema homogénea y los ingredientes estén bien integrados.

Vierte la crema sobre la base de galletas en el molde. No te preocupes si queda bastante lleno, ya que esta preparación no crece durante la cocción. Nivelar ligeramente la superficie con golpecitos para que quede parejo.

Cocción del cheesecake:

Debido a que vamos a cocinar el cheesecake a baño maría, es importante encontrar un recipiente que se ajuste bien al molde donde tenemos la preparación. Elije un recipiente alto para poder agregar suficiente agua sin que se evapore durante la cocción.

Una vez que tengas el molde con el cheesecake dentro del recipiente de agua caliente, colócalo en el horno precalentado a 140 grados. Cocina durante aproximadamente 90 minutos, aunque esto puede variar según el tipo de queso utilizado.

Importante: A los 45 minutos de cocción, revisa que el agua no se haya evaporado por completo. Si es necesario, agrega un poco más de agua caliente. Cubre la superficie del cheesecake con papel aluminio, dejando espacio para que se evapore el líquido.

Preparación de la compota de frutos rojos:

En una cacerola, coloca los frutos rojos (pueden ser congelados o frescos), azúcar y jugo de limón. Cocina a fuego medio hasta que los frutos se deshagan y obtengas una compota espesa. Deja enfriar antes de servir.

Ahora que tienes todos los pasos, ¡prepárate para disfrutar de un delicioso cheesecake casero! Puedes servirlo con la compota de frutos rojos por encima para darle un toque especial. ¡Buen provecho!

Preparación de una deliciosa compota de frutos para tu cheesecake casero

En esta receta te enseñaremos cómo hacer una compota de frutos para darle un toque especial a tu cheesecake casero.

Ingredientes:

  • Frutos congelados
  • Azúcar
  • Jugo de limón

Paso 1: Cocinar la compota

En una sartén, agrega los frutos congelados, el azúcar y el jugo de limón. Mezcla ligeramente para integrar el azúcar.

Una buena opción es utilizar una sartén para evaporar el líquido y obtener una compota en poco tiempo.


Luego, coloca la sartén a fuego medio y cocina la mezcla durante aproximadamente 35-40 minutos. La consistencia debe ser similar a la de una jalea o una mermelada. Puedes verificar la consistencia pasando una espátula y viendo si se forma un surco.


Es importante tener en cuenta que si utilizas frutos congelados, puede que tarde un poco más en tomar temperatura.

Paso 2: Verificar la consistencia

Una vez que haya pasado el tiempo necesario de cocción, verifica la consistencia de la compota. Haz un surco en la mezcla y observa si tarda unos segundos en juntarse. Si es así, significa que la compota está lista y puedes retirarla del fuego.


Recuerda apagar el fuego y dejar que la compota se enfríe antes de usarla para tu cheesecake casero.

Paso 3: Preparación del cheesecake

Una vez que la compota de frutos esté fría, puedes comenzar a preparar tu cheesecake casero. Sigue las instrucciones de tu receta favorita.

Es importante dejar que el cheesecake se enfríe completamente dentro del horno antes de refrigerarlo durante toda la noche. Esto puede tomar aproximadamente una hora y media a dos horas.


Tener paciencia y permitir que el cheesecake se enfríe lentamente garantizará una mejor textura y sabor.

¡Disfruta de tu cheesecake casero con compota de frutos!

Una vez que el cheesecake esté completamente frío, podrás disfrutar de tu delicioso postre casero con la compota de frutos que preparaste. ¡A disfrutar!

En este artículo te enseñaremos cómo hacer un cheesecake New York, uno de los clásicos de la repostería americana. Es un postre delicioso y muy fácil de hacer. Sigue estos pasos y sorprenderás a tus invitados con este delicioso postre casero.

Ingredientes

  • 300g de galletas Digestive
  • 150g de mantequilla derretida
  • 750g de queso crema
  • 250g de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Para la compota de frutos rojos:
  • 200g de frutos rojos (fresas, arándanos, frambuesas)
  • 100g de azúcar

Preparación

1. Preparación de la base

En primer lugar, vamos a triturar las galletas Digestive hasta obtener una textura fina. Mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida y coloca esta mezcla en el fondo de un molde desmontable, presionando bien con una cuchara para que quede compacta. Lleva el molde al refrigerador mientras preparamos el relleno.

2. Preparación del relleno

En un bol grande, bate el queso crema hasta que esté suave y cremoso. Añade el azúcar y continúa batiendo hasta obtener una mezcla homogénea. Agrega los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada adición. Por último, incorpora la esencia de vainilla y mezcla hasta integrar todos los ingredientes.

3. Horneado

Vierte la mezcla de queso crema sobre la base de galletas en el molde desmontable. Envuelve el molde en papel aluminio y hornea a 150°C durante aproximadamente 1 hora y media, o hasta que el centro esté ligeramente firme. Una vez horneado, apaga el horno y deja que el cheesecake se enfríe dentro del horno con la puerta entreabierta.

4. Preparación de la compota de frutos rojos

En una cacerola, coloca los frutos rojos y el azúcar. Cocina a fuego medio, removiendo constantemente, hasta que los frutos se ablanden y se forme una especie de salsa espesa. Deja enfriar a temperatura ambiente.

5. Armado y decoración

Una vez que el cheesecake esté frío, desprende cuidadosamente los bordes del molde con la ayuda de una espátula sumergida en agua caliente. Transfiere el cheesecake a un plato de presentación y retira el papel que está debajo.

En la parte superior del cheesecake, vierte la compota de frutos rojos, cuidando de no llegar hasta los bordes. Puedes decorar con frutillas, arándanos y hojitas de menta.

Elaboración de deliciosos postres caseros

¡Hola a todos! Hoy les traigo un nuevo artículo lleno de consejos y trucos para hacer postres caseros. Si eres amante de la repostería y te encanta sorprender a tus invitados con deliciosos dulces, este blog es para ti.

Consejos para la elaboración de postres caseros

Antes de comenzar a cocinar, es importante tener en cuenta algunos aspectos clave para lograr el éxito en nuestras recetas.

  • No olvides tener todos los ingredientes a la mano antes de comenzar.
  • Lee cuidadosamente cada paso de la receta antes de iniciar la preparación.
  • Elige ingredientes de calidad para obtener un sabor superior en tus postres.
  • Experimenta con diferentes sabores y combinaciones para crear postres únicos y originales.
  • No te olvides de decorar tus postres de forma atractiva para que resulten aún más apetitosos.

Recetas de postres caseros

A continuación, te presento algunas deliciosas recetas de postres caseros que podrás preparar en casa:

Tarta de manzana

Una clásica tarta de manzana que nunca falla. La combinación de la dulce manzana con una crujiente base de masa quebrada es simplemente irresistible.

Mousse de chocolate

El mousse de chocolate es un postre elegante y delicioso que seguro impresionará a todos tus invitados. ¡No podrán resistirse a su textura suave y su intenso sabor a chocolate!

Galletas de avena y pasas

Estas galletas son perfectas para disfrutar en cualquier momento del día. Son saludables, deliciosas y muy fáciles de hacer. ¡Date un capricho sin remordimientos!

Conclusiones

Siguiendo estos consejos y probando diferentes recetas, podrás convertirte en todo un pastelero casero. ¿Qué esperas para empezar a hornear tus propios dulces? ¡No te arrepentirás!

¡Hasta la próxima semana!

Artículos relacionados