tarta damero arcoiris o rainbow checkerboard cake

Descubre cómo hacer una irresistible y colorida tarta arcoíris con la ayuda de Mambo

Hola muy buenas a todos y bienvenidos de nuevo un día más a mi canal. Yo soy Jessica y hoy vamos a preparar la famosa tarta arcoiris que me la habíais pedido muchísimo. Esta tarta se compone por varias capas de bizcocho, cada una de un color, que normalmente va relleno y cubierto por Chantilly. Esta tarta es perfecta para cumpleaños con niños, ya que es súper llamativa y además es súper rica. El bizcocho queda muy suave pero a la vez mantiene firmeza para que no se doble la tarta y, mezclado con ese relleno, la hace perfecta. Así que no dudéis en prepararla porque os aseguro que con el paso a paso os va a salir con esta pintaza. Si te gusta la idea y quieres saber cómo se hace, pues quédate a ver el artículo, pues vamos a comenzar con la receta y lo primero que vamos a hacer será la masa de los bizcochos.

Masa de los bizcochos

En primer lugar, vamos a hacer una masa Clara con una base Clara para que luego a la hora de teñirlo no salgan perfectamente los colores. Añadiremos las claras y las montaremos a punto de nieve. El truco para montar las claras es mitad del tiempo con temperatura y la otra mitad sin temperatura. Si los huevos están fríos, le quitaremos la temperatura. Si ya están a temperatura ambiente, lo haremos directamente sin temperatura. Por lo tanto, añadiremos las claras y las batiremos durante 5 minutos a velocidad 4 y 37 grados de temperatura. Comprobamos si están bien espumosas y, si es necesario, las batiremos otros 5 minutos sin temperatura. Añadiremos la mitad del azúcar restante y batiremos otros 5 minutos a velocidad 4. En este punto, las claras deben estar bien espumosas, firmes y brillantes. Las sacaremos a un cuenco y las dejaremos reservadas. Sin necesidad de lavar la jarra, continuaremos con la segunda parte de la masa.

Segunda parte del bizcocho

Añadiremos el azúcar restante y la mantequilla en la jarra. Batiremos hasta obtener una masa homogénea. A continuación, añadiremos las yemas y batiremos nuevamente hasta combinar todos los ingredientes. Por último, agregaremos la harina tamizada y la levadura, y batiremos hasta que la masa esté suave y sin grumos. Añadiremos ahora las claras montadas reservadas y mezclaremos con movimientos envolventes hasta obtener una masa uniforme. Verteremos la masa en moldes individuales previamente engrasados y hornearemos a 180 grados durante aproximadamente 20 minutos o hasta que estén dorados y firmes al tacto. Dejaremos enfriar antes de desmoldar y montar la tarta.

Preparación de la tarta

Una vez que los bizcochos estén fríos, los cortaremos en capas. Podemos utilizar varios colores de tinte alimentario para teñir la Chantilly y obtener un efecto arcoiris en cada capa. Rellenaremos cada capa con la Chantilly teñida y cubriremos la tarta por completo. Por último, podemos decorar la tarta con sprinkles de colores y cualquier otro adorno que nos guste. ¡Y listo! Ya tenemos nuestra deliciosa tarta arcoiris lista para disfrutar.

Cómo preparar una mezcla de bizcocho esponjosa

Hoy vamos a enseñarte cómo preparar una deliciosa mezcla de bizcocho que quedará súper esponjosa y aireada. Sigue estos sencillos pasos y sorprende a tus invitados con un postre casero irresistible.

Materiales y ingredientes necesarios

Antes de comenzar, asegúrate de tener los siguientes materiales a mano:

  • Jarra batidora
  • Varillas para montar claras
  • Cubeta para pesar la masa
  • Colador o tamizador

Los ingredientes que necesitarás son los siguientes:

  • 125g de mantequilla
  • 200g de azúcar
  • 4 huevos
  • 100ml de leche o bebida vegetal
  • Esencia de vainilla al gusto
  • 250g de harina especial para repostería
  • 1 cucharadita de levadura química para bizcochos
  • Una pizca de sal

Paso 1: Preparar la masa

Mezclar la mantequilla y el azúcar: En la jarra batidora, coloca la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar. Bate durante 4 minutos a velocidad 4, hasta obtener una mezcla cremosa y blanquita.

A continuación, incorpora la leche (o bebida vegetal) y la esencia de vainilla a la mezcla. Bate durante 1 minuto más a velocidad 4.

Paso 2: Añadir los ingredientes secos

Tamizar la harina y la levadura: En un colador o tamizador, coloca la harina y la levadura. Agrega también la pizca de sal. Tamízalo todo y añade esta mezcla a la jarra batidora.

Bate durante 1 minuto a velocidad 3, hasta que todos los ingredientes secos estén integrados en la masa.

Paso 3: Integrar las claras montadas

Añadir las claras a punto de nieve: En un recipiente aparte, ten las claras montadas a punto de nieve.

Unir las claras a la mezcla: Añade 2 cucharadas de claras a la mezcla y mézclalo con movimientos envolventes. Repite este paso hasta integrar todas las claras en la masa.

Es normal que las claras se bajen un poco, pero la mezcla final deberá quedar esponjosa y aireada.

Paso 4: Dividir la masa y hornear

Pesar la masa: Volca la masa en una cubeta y pésala. En este caso, la masa pesa 1 kilo 81 gramos. Ahora, divide la mezcla en la cantidad de colores que desees utilizar. En este caso, se dividirá en cinco colores.

¡Ya tienes lista tu mezcla de bizcocho esponjosa! A partir de aquí, podrás utilizarla para preparar tus postres caseros favoritos.

Cómo hacer bizcochitos de colores

En este artículo, te mostraré cómo hacer bizcochitos de colores perfectos para cualquier ocasión especial. ¡Vamos a empezar!

Ingredientes necesarios:

  • 216 gramos de masa
  • Colorante en gel
  • Moldes para bizcocho

Paso 1: Preparación de la masa

Comenzamos pesando 216 gramos de masa para asegurarnos de tener la cantidad adecuada. Esto garantizará que los bizcochitos queden perfectos.

Paso 2: Teñir la masa

La siguiente parte es la más divertida. Vamos a teñir la masa con los colores que deseemos. En mi caso, he hecho una tarta de arcoíris con los colores básicos: lila, azul, verde, amarillo y rojo. Recomiendo utilizar colorantes de gel de buena calidad, ya que tiñen mejor con menor cantidad. Empieza añadiendo poca cantidad de colorante y mezcla bien. Si deseas un color más intenso, puedes añadir más colorante.

Paso 3: Añadir la masa a los moldes

Dependiendo de si tienes moldes especiales para tartas por capas o no, añade la masa teñida a los moldes correspondientes. Si no tienes los moldes, puedes utilizar cualquier molde de la medida adecuada, pero deberás hornear cada capa por separado.

Paso 4: Hornear los bizcochitos

Pre-calienta el horno a 170 grados con calor arriba y abajo. Hornea los bizcochitos durante aproximadamente 15-20 minutos. Utiliza un palillo para comprobar si están listos, debe salir limpio. No te preocupes si los bizcochitos se ven casi del mismo color al hornearse, se diferenciarán al montar la tarta.

Paso 5: Enfriar los bizcochitos

Una vez sacados los bizcochitos del horno, déjalos reposar durante 10 minutos para que se enfríen un poco. Esto facilitará el desmolde y montaje posterior de la tarta.

Ahora ya tienes tus bizcochitos de colores listos para montar la tarta a tu gusto. ¡Disfrútala!

Desmoldado y enfriado de los bizcochos

Directamente los vamos a desmoldar sin pasar nada metálico para no estropear el molde. Los dejaremos enfriar por completo.

Preparación del relleno y la cobertura

Aquí tengo el relleno y la cobertura listos. El relleno suele ser una Chantilly o una Nata avainillada. Pueden añadir el relleno que más les guste, siempre y cuando sea clarito para que los colores de los bizcochos destaquen.

El vídeo de la Chantilly o de esta Nata avainillada ya está subido al canal para que tengan los tiempos y cantidades. Pueden encontrarlo aquí.

Montaje de la tarta arco iris

Para montar la tarta, iremos poniendo los bizcochos y los rellenos por capas hasta terminar todos los colores. Recuerden ubicar bien los colores para que las capas queden en el orden deseado.

La cantidad de relleno a añadir depende del gusto de cada persona. Pueden optar por añadir suficiente relleno para que quede igualado a las capas del bizcocho o una capita finita, a elección.

Cubrir los laterales de la tarta

Una vez añadido el último bizcocho, vamos a cubrir los laterales de la tarta. Daremos una primera pasada y luego la llevaremos a la nevera durante al menos una hora para que esta capa endurezca un poco.

Después de la nevera, daremos otra capa final que será ya la capa definitiva. Si seguimos añadiendo cobertura sin enfriar, podemos arrastrar la capa anterior y no quedará perfecta.

Alisado y decoración final

Después de la hora en la nevera, sacamos la tarta y le damos otra capa de chantilly para que se cubran completamente las capas de los bizcochos. Podemos dejarla así, rústica, o alisarla con una rasqueta grande.

En mi caso, utilizaré una rasqueta con muescas para darle un poco de textura a la tarta. Pero pueden decorarla de la manera que más les guste.

Decoración de tartas: paso a paso

Añade un par de cucharadas de crema Chantilly a cada cuenco y luego tiñe de los colores de los bizcochos para que la decoración vaya a juego. Utiliza mangas pasteleras con boquillas rizadas para aplicar la decoración.

Decoración paso a paso

Intercala los colores de la crema Chantilly para crear una filigrana en la parte de abajo de la tarta. Repite este proceso en la parte de arriba, uniendo el lateral con la base. Esta técnica es sencilla pero llamativa.

Añadir toques finales

Añade springles de colores en la parte central de la tarta para darle un toque extra. Refrigera la tarta durante al menos un día para que coja consistencia antes de cortarla.

Resultado final

Después de refrigerar la tarta, córtala en porciones y admira las capas de colores. Asegúrate de hornear bien los bizcochos para obtener un resultado perfecto. ¡La tarta esponjosa y colorida está lista para ser disfrutada!

Consejos para hacer postres caseros

Si te gusta la repostería y quieres aprender a hacer postres caseros deliciosos, has llegado al lugar indicado. En este artículo te daremos algunos consejos para que tus postres sean todo un éxito.

Elige ingredientes frescos y de calidad

Para obtener resultados sabrosos, es fundamental utilizar ingredientes frescos y de alta calidad en tus postres. Esto marcará la diferencia en el sabor y la textura final de tus creaciones. No escatimes en la calidad de tus productos.

Sigue las recetas al pie de la letra

Si eres principiante en la repostería, es recomendable que sigas las recetas al pie de la letra. Esto garantizará que los ingredientes y las cantidades sean los adecuados para lograr un postre perfecto. Con la práctica, podrás experimentar y ajustar las recetas a tu gusto.

No te olvides de medir los ingredientes correctamente

La precisión en las medidas es crucial en la repostería. Utiliza una báscula y una taza medidora para asegurarte de que estás añadiendo las cantidades correctas de cada ingrediente. Esto evitará que tus postres salgan mal.

Utiliza utensilios y herramientas adecuadas

Para obtener los mejores resultados, asegúrate de tener a mano los utensilios y herramientas necesarios. Un buen juego de moldes, batidora, espátulas y boquillas de repostería son fundamentales para hacer postres caseros de calidad.

Prueba diferentes técnicas de decoración

La presentación de tus postres también es importante. Experimenta con diferentes técnicas de decoración, como el uso de mangas pasteleras, espolvorear azúcar glas o realizar dibujos con salsa de chocolate. Esto dará un toque especial a tus creaciones.

No te desanimes ante los fallos

La repostería es un arte y es normal cometer errores en el camino. No te desanimes si un postre no sale como esperabas. Aprende de la experiencia y sigue practicando. Cada intento te acercará más a convertirte en un experto en postres caseros.

No te pierdas más consejos y recetas deliciosas. ¡Suscríbete a nuestro boletín y mantente al día con todas nuestras novedades y actualizaciones!

Artículos relacionados