rosas de hojaldre y manzana

Aprende a hacer fácilmente deliciosas rosas de hojaldre y manzana.

En este artículo, te enseñaré cómo hacer una deliciosa tartaleta de manzana en forma de rosa, que parece una creación de un maestro pastelero. Lo mejor de todo es que es súper fácil de hacer, incluso si no tienes mucha experiencia en la repostería. Esta tartaleta es crujiente por fuera y sedosa por dentro, con un toque espectacular. Puedes disfrutarla como desayuno o merienda, y es perfecta para los amantes de la fruta y el hojaldre.

Preparación de las manzanas

Lo primero que debemos hacer es lavar y descorazonar las manzanas. Corta cada manzana por la mitad y luego en láminas finas, asegurándote de que sean de un tono rojo intenso. Una vez cortadas, colócalas en un bol con agua y exprime un limón por encima para evitar que se oxiden y se pongan marrones. Luego, lleva el bol al microondas durante aproximadamente tres minutos, hasta que las manzanas estén más flexibles.

Notas:

  • Plasticidad en las manzanas: El tiempo de cocción en el microondas puede variar según la potencia de cada aparato. Debes asegurarte de que las manzanas estén lo suficientemente blandas como para poder doblarlas sin romperlas.
  • Utilidad de manzanas rojas: En este caso, es importante usar manzanas rojas para darle ese aspecto floral a la tartaleta.

Armado de la tartaleta

Una vez que las manzanas estén listas, es hora de armar la tartaleta en forma de rosa. Toma una lámina de masa de hojaldre y coloca las láminas de manzanas en forma de pétalos, superponiéndolas ligeramente para crear el efecto de una rosa. Luego, lleva la tartaleta al horno durante el tiempo indicado en las instrucciones del hojaldre, hasta que esté dorada y crujiente.

Presentación y decoración

Después de cocinar la tartaleta, puedes agregarle un toque final con un poco de crema inglesa o simplemente disfrutarla tal cual. ¡Tendrás un delicioso postre casero que sorprenderá a todos!

Conclusión

A pesar de su apariencia sofisticada, esta tartaleta de manzana en forma de rosa es muy fácil de hacer. Con unos pocos ingredientes y un poco de paciencia, puedes crear un postre elegante y delicioso. ¡Anímate a probarlo y sorprende a tus amigos y familiares!

Manzanas flexibles para tus postres

En este artículo vamos a hablar de cómo conseguir que nuestras manzanas adquieran una textura más flexible y manejable. Muchas veces, queremos utilizar manzanas en nuestros postres, pero resulta que están demasiado firmes y difíciles de manejar. Para solucionarlo, tenemos un truco sencillo.

Lo primero que haremos es colocar las manzanas en un colador y dejar que el líquido se escurra. Después de desechar el líquido, añadiremos un poco de harina en una tabla y colocaremos una plancha de hojaldre encima. Recordad que es importante utilizar una masa de hojaldre de calidad para obtener los mejores resultados.

Truco: Invierte en una buena masa de hojaldre para garantizar el éxito de tu receta.

Ahora, cortaremos la plancha de hojaldre en cuatro partes iguales y procederemos a añadir un poco de mermelada sobre cada una de las tiras. Recomendamos utilizar mermelada de albaricoque, pero podéis usar cualquier otra mermelada que tengáis en casa.

Truco: Para aligerar la textura de la mermelada, puedes añadir un poco de agua caliente. También puedes calentar la mermelada en el microondas para obtener una textura más fluida.

Una vez hemos añadido la mermelada, podemos decorar y enrollar las tiras de hojaldre a nuestro gusto. Es importante asegurarnos de que la mermelada esté bien repartida para conseguir un sabor equilibrado en cada bocado.

Conclusión: Siguiendo estos pasos, conseguiremos que nuestras manzanas adquieran una textura flexible y fácil de manejar, lo cual nos permitirá utilizarlas en una gran variedad de postres caseros.

Hoy te traigo una receta sencilla pero deliciosa: las rosas de manzana con hojaldre. Aunque pueda parecer una receta elaborada, en realidad es muy fácil de preparar. Solo necesitarás hojaldre, manzanas, canela y mermelada. Acompáñame en este paso a paso para aprender a hacer estas deliciosas rosas.

Preparando el hojaldre y las manzanas

Lo primero que debes hacer es cortar el hojaldre en tiras y extenderlo bien. A continuación, añade una cucharada de mermelada al gusto en cada tira de hojaldre. Después, coloca láminas de manzana sobre la mermelada, dejando que sobresalgan la mitad dentro y la mitad fuera de la tira. Asegúrate de que las láminas de manzana se solapen unas con otras.

Es importante darle un toque de canela por encima de las manzanas. Una vez que el hojaldre y las manzanas están dispuestos, comienza a doblar la parte de hojaldre que sobresale por detrás, para formar las rosas. Presiona bien para asegurarte de que las rosas no se deshacen durante la cocción.

Horneando las rosas

Precalienta el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo. Mientras tanto, continúa preparando más rosas de manzana siguiendo los mismos pasos anteriores. Una vez que las rosas estén listas, colócalas en una bandeja de horno y hornéalas hasta que el hojaldre esté dorado y haya crecido.

¡Cuidado al sacar las rosas del horno! Deja que se enfríen un poco antes de desmontarlas. Puedes pasar un cuchillo alrededor de cada rosa para ayudar a desmoldarlas sin romperlas.

¡Disfruta de tus rosas de manzana con hojaldre!

Una vez que las rosas estén desmontadas, ya están listas para servir. Puedes disfrutarlas tibias o frías, solas o acompañadas de tu helado favorito. Estas rosas de manzana con hojaldre son perfectas para cualquier ocasión, ¡e incluso puedes personalizarlas agregando chips de chocolate u otros ingredientes que te gusten!

Sobre el tiempo de cocción

En este caso, yo los he tenido la friolera de 45 minutos en el horno y eso es importante, porque ya había dicho antes que creía que en 25 minutos iban a estar. Al final, está casi el doble de tiempo, lo cual es un buen signo de que el hojaldre se está haciendo y que ya estaría a punto. Si veis que por lo que sea se tuesta demasiado la manzana, lo podéis tapar con un poquito de papel de plata y no habría ningún tipo de problema. Yo he estado ahí a punto, porque como veis aún está dorado pero está poco blanquito, pero sí que es verdad que por arriba ya se me estaban empezando a quedar demasiado así, así que he decidido sacarlas ya.

El toque final

Yo lo voy a acabar con un poquito de mermelada que he pasado por el micro y que diluido un poco en agua y que vamos a poner por encima para darle un poco más de brillo. Esto no cuesta nada, pero sí que es verdad que luego se nota la diferencia. Y ahora ya que están perfectas, llega el momento que todos estábamos esperando: voy a probarla a ver qué tal está esto. Como os decía, es un proceso muy fácil: exponer, girar y disfrutar. La verdad es que me mola un montón porque una de las cosas más importantes de esta receta es que por dentro también el hojaldre se desarrolle y se haga valer. En este caso, el hojaldre ha empezado ya a absorber la humedad de la mermelada y la humedad de la manzana, y la verdad es que queda una combinación muy chula. Le podéis también poner frutos secos cuando lo preparéis, así tendrá un toque crujiente que también le vendría muy bien.

Un postre sencillo pero impresionante

Yo creo, sinceramente, que es un postre perfecto para demostrar a todo el mundo que aunque tampoco seáis unos master chefs, se pueden hacer cosas tan chulas como esta. Imagínate llegar y presentarles esto, se van a quedar flipando. Y lo mejor de todo es que lo has hecho en un momento, de forma fácil, rápida, sana y hecho en un momento. Así que, chicos, sólo me queda deciros dos cosas: si os ha gustado esta receta, ya sabéis lo que tenéis que hacer, suscribiros. Y si queréis seguir viendo vídeos, porque aún tenéis tiempo, mirad aquí porque tenemos un montón de vídeos. Nos vemos en el siguiente vídeo, ¡y me ayudan y comiendo está para mí está para mí!

Artículos relacionados