pastel de chimenea con coco

Receta exprés de pastel de coco en licuadora: ¡delicioso y sin gluten!

Mira esta deliciosa receta de pastel de coco con crema

¡No te pierdas esta maravillosa receta de pastel de coco con crema! Es una delicia que te encantará.

Ingredientes necesarios

  • 4 huevos tamaño L
  • 500 ml o 2 tazas y media de leche
  • 270 gramos de azúcar (unas 1 y 1/3 taza)
  • 120 gramos de mantequilla (unos 3/5 de taza)
  • 110 gramos de maicena o almidón de maíz (unos 4/5 de taza)
  • 1 cucharada de levadura química o polvo para hornear
  • 300 gramos de coco rallado (unas 3 tazas)
  • Una pizquita de sal

Pasos para preparar el pastel de coco

Lo primero que debes hacer es calentar un poco la mantequilla para que se licúe. Puedes hacerlo en el microondas o en un cazo al fuego. Asegúrate de dejarla templar antes de utilizarla.

Una vez templada la mantequilla, colócala junto con los huevos, el azúcar, la leche, la maicena y la levadura en una licuadora o batidora de vaso.

Bate todos los ingredientes a potencia alta durante al menos dos minutos.

¡Esta receta es muy fácil de preparar y los resultados son geniales!

Cuando la mezcla esté lista, añade el coco rallado y una pizca de sal, y vuelve a batir para que todos los ingredientes se integren.

Vierte la mezcla en un molde de 20 centímetros de diámetro previamente engrasado y enharinado.

Precalienta el horno a 180°C y hornea el pastel durante aproximadamente 45 minutos, o hasta que esté dorado y firme al tacto.

Saca el pastel del horno y déjalo enfriar antes de desmoldarlo. Puedes decorarlo con crema batida, coco rallado o frutas frescas.

¡Disfruta de este delicioso pastel de coco casero!

Preparación de la crema de coco

Ya tenemos la crema lista, es hora de añadirla a un recipiente grande y agregarle levadura química y sal. Añadimos primero la crema y luego la levadura, removemos bien para evitar grumos.

¿Coco rallado seco o fresco?

Una decisión importante es si utilizar coco rallado seco o fresco. Si usas coco rallado seco, ten en cuenta que tiende a flotar en la mezcla, lo que resulta en un pastel con una parte inferior más cremosa y una parte superior más seca. Si prefieres un pastel más uniforme, puedes usar coco rallado fresco. Elige la opción que más te guste.

Preparando el molde

Para facilitar el desmoldado, puedes utilizar papel de horno en el molde. Unta el molde con mantequilla y coloca tiras de papel en los bordes, asegurándote de que sobresalgan un poco. Esto facilitará el proceso de desmoldado. Recuerda hacer una crucecita en el papel para tener un punto de agarre.

¡Al horno!

Pre-calienta el horno a 180 grados centígrados o 355 fahrenheit. Coloca el molde con la crema de coco en la parte media-baja del horno y deja que se cocine lentamente. Recuerda que en este punto, la paciencia es clave.

Ahora puedes disfrutar de un postre casero lleno de sabor y textura. Anímate a probar esta receta y sorprende a tus amigos y familiares con tus habilidades en la cocina.

Cómo hacer un pastel de coco casero

Arriba y abajo y si es posible sin ventilador. Esto tardará en torno a una hora en estar listo, unos 60 minutos. Pero sabrás que está listo porque tendrá buena pinta: estará doradito y si lo pinchas con un palillo, éste saldrá limpio.

Mirad, yo creo que ya tiene buena pinta, se ve tostadito por arriba, pinchas con un palillo, lo sacas y está limpio, perfecto, listo que no lo sigues horneando un poquillo más. En mi caso, perfecto. Así que, para fuera con él, lo vamos a dejar templar que baje la temperatura.

Enfriado y desmolde

En estos casos que hago algo horneado, lo coloco aquí en una rejilla y pongo siempre papel absorbente o papel de cocina encima. Eso hace que coja la humedad que pueda haber en el ambiente y además, que la temperatura baje uniformemente, así no se me rompe demasiado, eso siempre está bien y es barato. Una vez que esté templadito, lo llevamos a la nevera o refrigerador al menos dos horitas. Pero no te preocupes, que es el típico postre que si haces de un día para otro, mucho mejor, no hay ningún problema.

En internet el tiempo pasa volando, así que esas dos horitas pasan en un periquete. Es más, yo lo he preparado de un día para otro, como os decía antes. Lo cojo y ahora vamos a disfrutar de él.

Desmoldado y presentación

Lo primero, quitar estos papelitos y ahora vamos a aprovechar esas tiras que había dejado debajo en forma de cruz para desmoldarlo fácilmente y sin ningún problema. Y eso que el molde no es desmontable. La cosa es ir tirando de esas dos tiras, valga la redundancia, y subir poco a poco. Ahí está, ya se va soltando y subir el pastel así de fácil. Veis, se va sacando, además tiene cierta consistencia así.

Ya lo tenemos, retiramos el papelito que teníamos también debajo y listo, al plato de presentación. Yo ya he acabado mi tarea, mirar qué pinta, tostadito, jugoso, perfecto, perfecto. Madre mía, qué ganas tengo ya de hincarle el diente y ahora lo más importante, como en las personas, que es claro, el interior.

Corte y resultado

Así que vamos a cortar una porción y enseñaros cómo queda. Ya os digo que yo he utilizado coco rallado seco, así que me imagino que habrá una capita cremosa por abajo y una un pelín menos cremosa por encima. Ahí está, mirad qué pinta. Qué ganas tengo de hincarle el diente y te lo voy a enseñar también de cerca, a ver si la cámara me hace un favor y lo enfoca. Mirad qué hambre me está dando si te gusta el coco, tienes que probarlo, un postre súper bueno, que se prepara muy, pero que muy fácil y que tiene este pedazo de resultado si lo quieres.

Disfruta de un delicioso pastel de coco hecho en casa

Cómo hacer un pastel o pay de coco casero que está buenísimo y muy fácil de hacer. Si eres amante del coco, esta receta es una auténtica maravilla. Disfruta de esta delicia y chupa tus dedos con cada bocado. El pastel de coco es suave y conforma un vicio total.

Una capa de coco rallado fresco y suave

Este es el ingrediente clave para darle todo el sabor a coco a nuestro pastel. El coco rallado fresco aporta un sabor dulce muy rico que combina exageradamente bien con el resto de los ingredientes. Asegúrate de utilizar coco rallado fresco y disfruta de su delicioso sabor.

Una cremosa capa de coco

En la capa inferior de nuestro pastel de coco, disfrutarás de una crema con sabor a coco que es dulce y potente. Esta crema combina perfectamente con la capa de coco rallado fresco y juntos forman una combinación irresistible. Prepárate para saborear cada bocado de esta maravilla dulce.

¿Te gusta el coco?

Ahora es tu turno de decidir. ¿Eres de los que adora el coco o de los que no lo puede ni probar? Cuéntanos en los comentarios cuál es tu caso. Creo que hoy ganará la mayoría a favor del coco, ya que con esta tarta hay poca gente que se pueda resistir.

Disfruta de más recetas dulces y saladas

Suscríbete a nuestro canal de YouTube para no perderte ninguna de nuestras maravillas dulces. Cada miércoles y sábado publicamos nuevo contenido. Únete a nuestra comunidad y activa las notificaciones para estar al tanto de las delicias que compartimos contigo. También te invito a visitar mi canal de recetas saladas.

Artículos relacionados