macarons de speculoos

Deliciosos macarons navideños: una receta paso a paso

Preparando unos deliciosos macarons para Navidad

Bienvenidos nuevamente a mi cocina, amigos. Yo soy Loli y hoy os voy a enseñar cómo preparar unos riquísimos macarons. Estas galletas de origen francés son una auténtica delicia, especialmente para la Navidad. En esta ocasión, los he decorado con motivos típicos de estas fechas.

Disfrutemos de la navidad en la medida de lo posible. Aunque este año nuestras celebraciones serán diferentes debido a la situación actual, podemos disfrutar junto a nuestros seres queridos más cercanos. Recuerda que el próximo año volveremos a celebrar con toda nuestra familia y amigos.

Si aún no lo has hecho, os animo a subscribiros a mi canal. Además, me encantaría que mostréis vuestra aprobación con un pulgar arriba si gustan mis recetas. No os perdáis mis próximos vídeos, donde compartiré dos nuevas recetas cada semana.

Ingredientes para los macarons:

  • 135 gramos de almendra cruda molida
  • 135 gramos de azúcar glas
  • 50 gramos de clara de huevo
  • 60 gramos de clara de huevo en total (aproximadamente 3 claras de huevo grandes)
  • 60 mililitros de agua
  • 135 gramos de azúcar normal
  • Colorante en gel o pasta
  • Una batería o crema de mantequilla

Para preparar los macarons, vamos a mezclar la almendra molida con el azúcar glas. A continuación, batimos las claras de huevo hasta que formen picos suaves. Por otro lado, preparamos un almíbar con el agua y el azúcar normal. Añadimos el colorante deseado y mezclamos todo con la mezcla de almendra y azúcar. Por último, realizamos pequeños círculos de masa sobre una bandeja y dejamos reposar antes de hornear.

El relleno: Crema de mantequilla con un toque de mermelada

Para el relleno de los macarons, vamos a preparar una deliciosa crema de mantequilla. En un recipiente, batimos la mantequilla en pomada junto con el azúcar glas y la esencia de vainilla. Una vez esté todo bien mezclado, rellenamos los macarons con la crema de mantequilla y añadimos un poco de mermelada en el centro.

Recuerda que la decoración es opcional, pero para estos macarons navideños he utilizado chocolate blanco derretido y bolitas y arbolitos de caramelo.

Espero que os haya gustado esta receta de macarons para Navidad. ¡No dudéis en compartirla con vuestros seres queridos! ¡Nos vemos en el próximo post con más consejos para hacer postres caseros!

Cómo moler el azúcar glas y la almendra para unos macarons perfectos

Lo primero que vamos a hacer es moler el azúcar glas junto a la almendra. Aunque viene molida, siempre nos interesa que esté lo más fino posible para que la parte de arriba de los macarons quede muy lícita.

Vamos a ponerlo en dos veces, porque este molinillo no es demasiado grande y no quiero que se caliente la mezcla, ya que las almendras sueltan aceite. Pongo aproximadamente la mitad de cada ingrediente y lo voy a triturar un poquito.

Mira, ya se ha quedado más molido. Ahora lo voy a poner en un recipiente donde tengo un colador y con el resto voy a hacer exactamente lo mismo. Incluso lo podemos hacer dos o tres veces, cuanto más fino quede mejor van a quedar los macarons. Ponemos el azúcar glas que nos queda y el resto de la almendra, y repetimos la operación.

Cuando ya tenemos todo molido, lo vamos a hacer con un colador. Mirad los trocitos más grandes de almendra que ya no han pasado por el colador, los voy a desechar. Y ya reservamos esta mezcla para más adelante.

Cómo preparar un merengue italiano para tus macarons

Primero vamos a un cazo o una olla donde vamos a verter el agua. Sobre el agua vamos a poner el azúcar, pero vamos a reservar una cucharada para batir después las claras. Una cucharada aproximadamente, simplemente para darle un poquito de consistencia a las claras.

Con esa cucharada, suficiente, agitamos un poquito y ahora lo vamos a llevar al fuego. Pero antes vamos a preparar un recipiente amplio donde vamos a batir las claras. Es conveniente pasarle una servilleta con zumo de limón o vinagre para asegurarnos de que no tiene restos de grasa.

Vertemos los 60 gramos de clara de huevo y los vamos a reservar, junto con la cucharada de azúcar que nos hemos reservado. Vamos a comenzar a batir el merengue cuando el almíbar comience a alcanzar los 100 grados, así estará batido.

Cuando el almíbar ya esté listo para verterlo en las claras, ponemos el cazo al fuego a una temperatura media. El almíbar tiene que llegar a alcanzar entre 118 y 120 grados. Mira, yo me voy a ayudar de un termómetro, pero si no tenéis termómetro, yo os voy a decir cuando tenéis que saber que está en su punto. Lo voy a colocar dentro y así me va a ir indicando la temperatura. Son pequeños electrodomésticos o utensilios en la cocina que la verdad que no ayudan muchísimo y no son muy caros.

Cuando el almíbar alcanza los 100 grados, vamos a comenzar a batir las claras y cuando empiecen a formar espuma, le vamos a añadir el azúcar que tenemos preparado y seguiremos montando hasta que estén a punto de nieve.

Preparación del merengue

En este punto, que ya comienza a formar espuma, le añadimos el azúcar que habíamos reservado y seguimos batiendo. Cuando ya tenemos las claras a punto de nieve, las reservamos hasta que esté el almíbar listo, que va a ser cuestión de un par de minutos.

Mirad, el almíbar ya ha llegado incluso ha pasado un poquito de los 100 grados, de los 120 grados. Perdón, sabremos que está en su punto. Veis, el cazo son todo burbujas. Pero para mayor seguridad, vamos a un poco del almíbar y lo vamos a verter en un vaso con un poco de agua. En seguida, cogemos con los dedos el almíbar que se ha quedado en el fondo y se debe de formar una bola. Este es el punto que tiene que tener. En seguida retiramos el almíbar del fuego y comenzamos a batir a una velocidad bajita, y lo vamos a ir integrando todo el almíbar a las claras montadas.

Cuando ya le hemos integrado todo el almíbar, seguimos batiendo hasta que toquemos el bowl y esté frío a temperatura ambiente. Yo calculo que serán aproximadamente unos 10 a 12 minutos. Mirar, el merengue ya lo tenemos listo, estado batiendo durante 10 minutos y el recipiente ya lo noto frío a temperatura ambiente. Ahora lo voy a reservar para más adelante.

Preparación de la mezcla de almendras

He cambiadoa un recipiente más amplio la mezcla de almendras y azúcar glas. Y ahora le vamos a poner los 50 gramos de clara de huevo que nos quedaba. Vamos a mezclar con una espátula hasta que se forme una especie de mazapán espeso.

Mirad, ya está la mezcla lista. Resulta un poco pesada, pero hay que trabajarla muy bien. Le vamos a poner a esta mezcla el colorante que nosotros queramos. Yo voy a utilizar un colorante en gel y voy a ir poniéndole poco a poco hasta que tenga yo el color que me gusta. Mezclamos para que el color se quede uniforme.

El color ya estaba a mi gusto y, aunque ahora lo veáis más oscuro con la mezcla, cuando le añadamos el merengue se va a ir aclarando. Pero el punto de color, cada uno lo vamos a hacer a nuestro gusto. Vamos a añadir un poco de merengue al principio que lo vamos a remover con más rapidez, para aligerar un poco la mezcla. Y ahora seguido, vamos a ir añadiéndole poco a poco todo el merengue y ya lo vamos a ir integrando con movimientos envolventes.

Mezclamos bien la mezcla que hemos preparado con el merengue, las almendras y el azúcar, y tenemos que estar amasando como os habéis visto en la imagen. Mirad, hasta que cojáis con la paleta y la masa caiga en forma de cortinilla y se mantenga en la superficie unos segundos. De hecho, mirar, podemos hacer incluso una figura de un número o algo, y se tiene que quedar en la superficie. En este punto, ya la tenemos lista para ponerla en la manga pastelera.

Preparación de la manga pastelera

Tenemos preparada una manga pastelera desechable a la que le hemos puesto una boquilla lisa de medio centímetro de diámetro aproximadamente. Colocamos la manga dentro de un recipiente alto para facilitar el vertido de la masa. Vertemos toda la masa en la manga, la sacamos del recipiente y la región amos un poco. ¡Ya tenemos lista nuestra manga pastelera!

Formación de los macarons

Existen diferentes formas de formar los macarons. Podemos utilizar tapetes de silicona con círculos premarcados o papel de hornear en el que hemos dibujado los círculos con un rotulador. En ambos casos, colocamos el papel o el tapete sobre una bandeja plana.

Para formar los macarons, colocamos la manga pastelera en posición vertical y presionamos hasta obtener el tamaño deseado. Pintamos un pequeño giro y formamos el siguiente macaron. Repetimos este proceso hasta formar todos los macarons.

¡Importante! Dejamos caer la bandeja un par de veces sobre la superficie de trabajo para eliminar las burbujas de aire y que los macarons se extiendan de manera uniforme.

Dejamos secar los macarons durante 20 a 40 minutos, o el tiempo necesario según la temperatura ambiente, hasta que la superficie esté seca al tacto. Este paso es fundamental para que los macarons se horneen correctamente.

Método alternativo

Si utilizamos papel de hornear, podemos fijarlo a la bandeja colocando un poquito de masa en cada esquina del papel. Esto evitará que el papel se mueva durante la formación de los macarons.

Distancia entre macarons

Es importante dejar una separación de al menos dos centímetros entre cada macaron para que no se peguen durante el horneado.

Horneado de los macarons

Una vez que los macarons están secos, los llevamos al horno precalentado a 150 grados Celsius, con calor arriba y abajo. Colocamos la bandeja en la parte central del horno y horneamos los macarons durante 14 a *corresponde poner una coma*...

La clave para unos macarons perfectos

Si estás buscando la receta ideal para hacer macarons, has llegado al lugar indicado. Con unos simples consejos, podrás disfrutar de unos deliciosos y vistosos macarons caseros. ¡Acompáñame en esta aventura repostera!

El horneado perfecto de los macarons

El horneado es uno de los pasos más importantes para obtener unos macarons con la textura y apariencia adecuadas. Debes prestar atención a ciertos detalles para obtener un resultado perfecto:

  • Utiliza una bandeja con base de color tostadito: una vez que los macarons hayan reposado el tiempo necesario en el horno, deberás retirarlos cuando la base esté ligeramente tostada.
  • Deja enfriar completamente antes de despegar: una vez que saques la bandeja del horno, no toques los macarons hasta que estén fríos.
  • Despegado fácil: cuando los macarons estén fríos, podrás despegarlos fácilmente de la bandeja sin que se rompan.
  • Almacenamiento: los macarons se pueden guardar en un tupper o fiambrera por al menos una semana sin problema.

Preparación de la crema de mantequilla

La crema de mantequilla es uno de los rellenos más clásicos para los macarons. Sigue estos pasos para conseguir una crema suave y deliciosa:

  1. Batir la mantequilla: asegúrate de que la mantequilla esté en punto de pomada antes de comenzar. Bátela con unas varillas eléctricas hasta que esté cremosa.
  2. Tamizar el azúcar glas: para evitar grumos, tamiza el azúcar glas directamente sobre la mantequilla y bate a velocidad baja hasta que los ingredientes estén bien integrados.
  3. Añadir esencia de vainilla: agrega unas gotas de esencia o extracto de vainilla y bate unos minutos más hasta obtener una crema esponjosa y blanquecina.

Relleno de los macarons

Una vez que tengas la crema de mantequilla lista, podrás rellenar los macarons de forma sencilla:

  1. Llena una manga pastelera: coloca la crema de mantequilla en una manga pastelera con boquilla pequeña rizada.
  2. Crea copetes alrededor: con la manga, realiza pequeños copetes alrededor de una tapita de macarons. Esto le dará una forma bonita al relleno.
  3. Añade mermelada: en el centro de la tapita de macarons, añade un poquito de mermelada utilizando también una manga pastelera.
  4. Tapa con otra tapita: cubre el relleno con otra tapita de macarons.

¡Y así de fácil tendrás unos macarons caseros listos para disfrutar!

Cómo hacer macarons decorados

Para hacer macarons decorados, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de almendra molida
  • 300 gramos de azúcar glas
  • 110 gramos de claras de huevo
  • 30 gramos de azúcar
  • Colorante alimentario (opcional)
  • 200 gramos de chocolate blanco
  • Mermelada y buttercream para el relleno
  • Decoraciones de tu elección

Preparación de la masa

En un bol, mezcla la almendra molida y el azúcar glas. Reserva.

En otro bol, bate las claras de huevo a punto de nieve con el azúcar. Puedes añadir colorante alimentario para darle un toque de color a tus macarons.

Agrega la primera mezcla a las claras batidas y mezcla con movimientos suaves y envolventes hasta obtener una masa homogénea.

Forma y hornea los macarons

Coloca la masa en una manga pastelera con una boquilla redonda. Sobre una bandeja con papel de horno, forma pequeñas porciones de masa en forma de círculos. Deja espacio entre cada macaron.

Deja reposar los macarons durante 20 minutos antes de hornearlos a 150 grados durante aproximadamente 12 minutos. Retira del horno y deja enfriar por completo.

Preparación del relleno

Para el relleno, puedes utilizar mermelada y buttercream. Mezcla ambos ingredientes hasta obtener una textura suave y cremosa.

Coloca una pequeña cantidad de relleno sobre la mitad de los macarons y después coloca otra tapita encima.

Decoración de los macarons

Para decorar los macarons, funde el chocolate blanco en el microondas o a baño maría. Vierte el chocolate fundido en una bolsa o manga pastelera.

Espera unos minutos para que el chocolate se enfríe un poco y sea más fácil de manejar.

Aplica el chocolate en forma de líneas sobre los macarons y antes de que solidifique, coloca las decoraciones de tu elección.

Refrigera los macarons durante al menos 30 minutos antes de servir.

Resultado final

Sirve los macarons y disfruta de esta deliciosa y visualmente atractiva galleta francesa.

Aprovechamos para desearles una feliz navidad y que disfruten de este postre junto a sus seres queridos.

¡Esperamos que les encanten!

Consejos para hacer postres caseros

Si eres amante de la repostería y te encanta hacer postres caseros, este blog es perfecto para ti. Aquí te daremos consejos y trucos para que tus recetas sean perfectas.

Haz clic aquí para ver nuestros próximos contenidos.

Para empezar, es importante seguir paso a paso las recetas que te compartimos. No te pierdas ningún detalle para que el resultado sea delicioso.

También te recomendamos utilizar ingredientes de calidad, frescos y de temporada. Esto hará que tus postres sean más sabrosos y con un mejor aspecto.

Recuerda: la presentación es clave. La repostería es un arte y debes cuidar cada detalle. Utiliza moldes y utensilios de cocina que realcen tus creaciones.

Asimismo, no olvides experimentar con distintos ingredientes y sabores. La repostería es una disciplina que permite mucha creatividad y puedes crear combinaciones únicas.

Si eres principiante, te aconsejamos comenzar con recetas simples y luego ir aumentando la dificultad. Paso a paso, irás adquiriendo destreza y confianza en la cocina.

Importante: prueba tus creaciones antes de servirlas. Así podrás rectificar cualquier error y asegurarte de que el sabor sea perfecto.

Por último, no te olvides de compartir tus postres con familiares y amigos. Nada mejor que disfrutar de una buena receta casera en buena compañía.

¡Anímate a probar estas recomendaciones y haz postres caseros exquisitos! Comparte tu experiencia con nosotros y si tienes alguna pregunta, no dudes en contactarnos. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Artículos relacionados