galletas de mantequilla con relieve grabado de halloween

Galletas de Halloween: Deliciosas y divertidas con fondant

Ingredientes:
  • Mantequilla
  • Harina
  • Azúcar glas
  • Aroma de vainilla
  • Un huevo
  • Moldes de Halloween
  • Fondant blanco y colorantes (negro, naranja, etc.)

Paso a paso:

"¡Hola a todos! Hoy os traigo una receta perfecta para Halloween: unas terroríficas galletas de mantequilla. Si queréis aprender a hacerlas, seguid leyendo."

En primer lugar, vamos a trabajar con la mantequilla y el azúcar glas. Es importante recordar que la mantequilla debe estar a temperatura ambiente para conseguir la textura adecuada. Mezclamos ambos ingredientes durante aproximadamente 5-15 minutos hasta obtener una crema.

"Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente para conseguir la textura adecuada."

A continuación, añadimos el huevo a la mezcla. Para evitar que caiga alguna cáscara, recomendamos ponerlo primero en un bol aparte. Batimos ligeramente el huevo y lo incorporamos a la mezcla de mantequilla y azúcar glas.

"Es mejor añadir el huevo en un bol aparte para evitar que caiga alguna cáscara."

Ahora es el momento de agregar un chorrito de aroma de vainilla al gusto. Mezclamos nuevamente hasta integrar todo.

El siguiente paso es incorporar la harina, pero debemos tener cuidado de no mezclar en exceso para evitar que la masa se vuelva dura. Simplemente, mezclamos hasta que esté integrada.

"Es importante no mezclar en exceso la harina para evitar que la masa se vuelva dura."

Sacamos la masa del bol y la trabajamos con las manos sobre una superficie enharinada. Asegúrate de no agregar demasiada harina para que no se pegue.

Una vez que la masa esté lista, podemos empezar a darle forma utilizando los moldes de Halloween. Si no tienes los moldes, también puedes hacerlo a mano.

"Es importante trabajar la masa con las manos para darle forma a las galletas."

Luego de darle forma a las galletas, las colocamos en una bandeja de horno y las horneamos a la temperatura y tiempo indicados en la receta.

Una vez que estén completamente frías, podemos decorarlas utilizando fondant y colorantes. Deja volar tu creatividad y crea galletas terroríficas para celebrar Halloween de una manera dulce y divertida.

¡Espero que disfrutes de esta receta y que tus galletas de mantequilla terroríficas sean todo un éxito en Halloween!

Consejos para hacer postres caseros

lo veis de tener alguna hecha, no hay que trabajarlo en exceso porque si no le estamos dando calor a la masa y no es bueno. Lo opuesto para hacer una bola como si dura masa de pizza se tratara: envolverla con papel film y dejarla en el frigorífico, atención one hour 1, ahora venga que se va para adentro. Muy bien, pues ya hemos sacado la masa del frigorífico después de una hora y, para que nos sea más fácil trabajarla, la cortaremos a la mitad y, la otra mitad de momento, la guardaremos en el frigorífico.

Preparación de la masa

Primero que todo, usando la palma de la mano, vamos aplanando la masa un poquito. La tenemos aplanada, cubrimos con nuestro papel de horno o papel sulfurizado. La rata no la aguanta halloween, hay que aprovecharlo y, ayudándonos con un rodillo, iremos estirando. Muestramos, bueno ya veis cómo se ha estirado. El objetivo: conseguir una masa más o menos de 12 milímetros de grosor.

Si queréis un truquito, fátima aquí arriba truquito otro caso de los buenos, esto lo metemos en el frigorífico, nada 10 minutitos para que coja otra vez frío. Así, a la hora de hacer los moldes, no se nos van a echar. Muy bien, esto acaba de salir del frigorífico, está fresquito y lo bueno que está rígido y no nos vendrá mucho mejor para cortarlo bien.

Corte y horneado

Primero que todo, usamos este molde redondo. Una por aquí, otra por aquí, aprovechando un poquito las esquinitas que no sobre mucha masa. Aunque después podríamos hacer otra bola y estirarla, iremos haciendo dos décadas. Bien, y cuando lo tenemos todo cortado, iremos quitando, pues, el sobrante. Muy bien, estas se van para el horno, como son finitas, unos 12 minutos a 180 grados arriba y abajo. Pero, como cada horno es un mundo, cuando se vean doraditas es que ya están listas.

Mientras esperamos que acabe la primera horneada, que he preparado otra segunda. Habrá usado la mitad de la masa de las galletas, así que la otra envuelta no nos aguantaría del frigorífico unos días. Y, si no, lo mismo en el congelador y nos puede aguantar meses perfectamente.

Decoración

Ya me veis con los guantes y estos que voy a usar los colorantes que tengo una funda de estas. Usaremos dos y, como me gusta hacer el mismo y el tonto también, de aquí nada sacaremos una puntita. Vale, ya que esta la haremos verde para hacer nuestras calabazas. Vamos a usar fondant blanco, un poquito de verde, naranja y negro. Al loro, ayudándonos con un palillo, pintamos un poquito, suficientes y después se añade un poquito más.

Bien, y ahora es tan fácil como ir meando. Está bien empezar por el verde, ya que es el más pequeño que haremos, y así vamos practicando.

Mezcla adecuadamente los colores para crear fondant

Para comenzar, es importante mezclar los colores correctamente para obtener el fondant deseado. Hay que asegurarse de que los colores se integren bien, para ello, mezclamos los ingredientes durante un rato hasta lograr una consistencia uniforme.

Añade los colorantes poco a poco

Es recomendable añadir los colorantes de forma gradual. Esto nos permitirá tener un mejor control del tono que queremos conseguir. Si añadimos demasiado colorante de una sola vez, el resultado puede ser un tono demasiado fuerte y difícil de corregir.

Trabaja con guantes limpios

Durante todo el proceso de mezclado de colorantes, es importante usar guantes limpios. Esto evitará que los colores se mezclen y nos permitirá conseguir tonos más puros y definidos.

Utiliza los moldes adecuados

Para cubrir las galletas con fondant, utiliza los moldes adecuados que se ajusten a la forma de las galletas. Comienza por las galletas redondas y luego continúa con las formas más complejas, como los murciélagos.

Utiliza un poco de agua para pegar el fondant a las galletas

Para pegar el fondant a las galletas, utiliza un pincel y un poco de agua. Aplica el agua en la superficie de la galleta para ayudar a que el fondant se adhiera correctamente.

Decoración de las calabazas

Utiliza el fondant de color naranja para crear las calabazas. Corta el fondant en forma de calabaza y únelo a la galleta utilizando un poco de agua. Para las hojas de las calabazas, utiliza fondant verde y recorta tiras en forma de hoja.

Termina de decorar tus galletas

Una vez que hayas cubierto las galletas con fondant y añadido las decoraciones necesarias, utiliza tu dedo para suavizar los bordes y asegurarte de que todo quede bien unido.

Tus postres caseros hechos con fondant

¡Felicidades! Ahora tienes hermosas galletas decoradas con fondant, listas para servir y sorprender a tus invitados. Disfruta de tus postres caseros hechos con amor y creatividad.

En este blog encontrarás consejos útiles y deliciosas recetas de postres caseros. Si te apasiona la repostería, estás en el lugar indicado.

Paso a paso para decorar galletas

Para darle un toque realista a tus galletas, puedes seguir estos sencillos pasos:

  1. Corta las galletas: Comienza cortando las galletas con la forma que desees.
  2. Dibuja con fondant: Usa un cuchillo invertido para hacer líneas en las galletas y luego utiliza un lápiz de fondant o una manga pequeña para añadir detalles.
  3. Agrega tiras blancas: Incorpora tiras blancas recortadas en las galletas, alternándolas con otros detalles como los ojos.
  4. Personaliza tus galletas: Deja volar tu imaginación y añade tu toque personal con distintos diseños y colores.

Recuerda que puedes elegir entre opciones más fáciles o más difíciles, según tu nivel de habilidad.

Finalizando el proceso

Una vez hayas terminado de decorar tus galletas, podrás disfrutarlas en distintas ocasiones, como una cena de Halloween con amigos o familiares. ¡Será toda una experiencia increíble!

No olvides suscribirte al canal para recibir más recetas y consejos, y activa las notificaciones para estar al tanto de los nuevos vídeos. ¡Tu apoyo es fundamental!

¡Comiéndome el mundo!

Gracias por leer este artículo. Si te ha gustado, déjanos un comentario y estaremos encantados de responderte. Recuerda que la clave está en ser creativo y disfrutar cada momento en la cocina.

Artículos relacionados