galletas de chocolate para decorar

Deliciosas y románticas galletas de chocolate decoradas con glasa real para San Valentín

Bienvenidos a nuestro blog de repostería, donde hoy te enseñaremos a hacer unas deliciosas galletas de chocolate decoradas con royal lighting o glasa real. Esta receta es perfecta para celebrar el día de San Valentín, ya que estas galletas no solo quedan riquísimas, sino que también tienen una textura espectacular. Además, te mostraremos varias técnicas de decoración que son súper prácticas y fáciles de llevar a cabo.

Ingredientes para la masa de las galletas

  • Harina de trigo común todo uso
  • Azúcar glas
  • Mantequilla sin sal
  • Harina de almendras o almendras finamente trituradas
  • Cacao en polvo sin azúcar
  • Esencia de vainilla
  • Pizca de sal

Paso a paso

1. Tamizar los ingredientes secos

Comenzamos tamizando la harina, la harina de almendras y el cacao en polvo sin azúcar. Esto es importante para poder integrar mejor los ingredientes y evitar grumos en la masa. Utiliza un colador y da pequeños golpecitos para tamizar los ingredientes. Si la harina de almendras no pasa fácilmente, puedes ayudarte con una cucharita o espátula.

2. Mezclar la mantequilla y el azúcar glas

En el bol de la batidora, coloca la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar glas tamizado. Mezcla a mano para integrar ambos ingredientes, y luego continúa mezclando con la batidora a velocidad media durante 5 minutos. Esta mezcla previa a mano es opcional, pero recomendable para obtener una mejor textura en las galletas.

3. Integrar los ingredientes secos y la sal

Añade los ingredientes secos tamizados y una pizca de sal a la mezcla de mantequilla y azúcar glas. Mezcla todo para que queden bien repartidos los ingredientes.

4. Cortar y hornear las galletas

Ahora, toma la masa resultante y córtala en la forma deseada para las galletas. Colócalas en una bandeja para hornear y llévalas al horno precalentado a 180°C durante unos 10-12 minutos, o hasta que estén doradas. Recuerda dejar espacio entre cada galleta para que no se peguen.

5. Decorar con glasa real

Una vez las galletas estén frías, puedes decorarlas con glasa real utilizando diferentes técnicas. Esta glasa real es perfecta para darle un toque especial a tus galletas y hacerlas aún más bonitas. Puedes añadir colorantes alimentarios y utilizar boquillas decorativas para crear diseños únicos. ¡Deja volar tu creatividad!

Preparación de la masa de galletas

En nuestra cocina, podemos hacer deliciosas galletas caseras en muy poco tiempo. La receta que presentamos a continuación es sencilla y requiere pocos ingredientes.

Primero, en un bol aparte, batimos un poco el huevo con un tenedor. Luego, lo incorporamos a la mezcla de mantequilla y azúcar glas y lo integramos bien. Añadimos la vainilla, ya sea en pasta, extracto o esencia, y comprobamos que todos los ingredientes se hayan mezclado correctamente.

Es importante usar una batidora a baja potencia para evitar sobre batir la masa. A continuación, añadimos los ingredientes secos poco a poco, usando una cuchara para mezclarlos. La masa debe quedar blanda pero no pegajosa.

Para facilitar el proceso, dividimos la masa en dos partes y las colocamos entre dos papeles de horno o encerado. Con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa hasta que tenga aproximadamente seis milímetros de grosor.

Es posible utilizar un vaso, una botella u otro objeto similar si no tenemos un rodillo específico para estirar masas de galletas. Lo importante es lograr una masa bien extendida y del grosor adecuado.

Luego, llevamos la masa al frigorífico durante una o dos horas para que se endurezca. Una vez que la masa esté lista, la estiramos nuevamente como hicimos antes.

Horneado de las galletas

Para hornear las galletas, recomendamos utilizar una bandeja de horno con un tapete de silicona microperforado. Este tipo de tapetes garantiza una base de galleta perfectamente plana. También podemos usar otros tipos de tapetes de silicona o papel de horno.

Con la ayuda de cortadores de metal, recortamos las galletas de la forma deseada. Es importante dejar algo de espacio entre las galletas en la bandeja, ya que crecerán un poco durante el horneado.

Precalentamos el horno a 180 grados Celsius, con calor arriba y abajo y sin ventilador. El tiempo de horneado variará según el tamaño de las galletas.

Una vez tengamos la bandeja de horno lista, la introducimos en el horno y dejamos que las galletas se horneen hasta que estén doradas.

Presentación de las galletas

Una vez las galletas estén listas, las dejamos enfriar antes de servirlas. Podemos decorarlas con glaseado, azúcar glass o cualquier otro ingrediente de nuestro gusto.

¡Disfruta de estas deliciosas galletas caseras!

Tiempo de horneado y enfriado

Los corazones pequeños estuvieron listos en 8 minutos y los corazones medianos y grandes estuvieron listos en 9 minutos, aunque eso depende de cada horno. Es importante considerar que estos son mis tiempos de horneado personalizados. Una vez horneadas, es recomendable dejar las galletas reposar en la misma bandeja durante 15 minutos a temperatura ambiente. Luego se pueden trasladar con cuidado a una rejilla para que terminen de enfriarse.

Resultado de las galletas

Ahora que ya están completamente frías os enseño lo bonitas que han quedado estas galletas, y mirad, esta es la parte de atrás. Gracias al tapete, han quedado perfectamente planas.

Preparación de la glasa real

Para hacer la glasa real necesitaremos azúcar glas (también conocido como azúcar impalpable o azúcar flor), albúmina de huevo (que se puede sustituir por merengue en polvo en la misma cantidad), un poco de agua y colorantes alimentarios para teñir la glasa.

Mezclado de ingredientes

Comenzamos tamizando el azúcar glas y la albúmina de huevo sobre un colador. Después, mezclamos todo muy bien. Podemos utilizar varillas de mano o una batidora eléctrica.

División y teñido de la glasa

Dividimos la glasa en cuatro partes, siendo una de ellas más pequeña que el resto. Ahora ya podemos pasar a teñir nuestra glasa. Antes de eso, cubrimos bien el resto de las partes con papel film para que no se sequen.

Colorear la glasa

Teñimos tres de las cuatro partes de glasa utilizando colorante alimentario en gel o en pasta. Añadimos el colorante necesario hasta conseguir el tono deseado. Luego, añadimos agua poco a poco hasta obtener una consistencia fluida para la glasa teñida.

Conservación de la glasa

Es importante tapar muy bien el resto de las partes de la glasa que no vamos a utilizar para que no se sequen, cubriéndolas con papel film y asegurándonos de que el papel quede en contacto directo con la superficie de la glasa. De esta forma, la glasa se mantendrá perfecta hasta que la utilicemos.

Cómo obtener el punto exacto de la grasa y la glasa

Para obtener el punto exacto de la grasa en los postres, es importante tener en cuenta el azúcar glas utilizado y la humedad ambiente. Un truco útil para saber si la grasa está en su punto, es dejar caer un chorrito y dibujar una línea reglada sobre ella misma. Si la línea desaparece en unos ocho o diez segundos, significa que la grasa está en su punto.

Preparación de la glasa blanca

Para preparar la glasa blanca, se recomienda utilizar un colorante blanco intenso. Después de añadir el colorante, la glasa adquirirá un tono realmente blanco. Con la glasa en su punto fluido, se puede poner en una manga pastelera con una boquilla del número 3.

Decoración de las galletas

Para decorar las galletas, se puede utilizar glasa de color rosa clarito en la mitad de ellas. Este color se logra añadiendo menos cantidad del colorante anterior. Después de aplicar la glasa, se debe dejar reposar durante unos 15 minutos para que endurezca un poco. Luego, se puede rellenar la otra parte de las galletas con la glasa blanca. Es importante dejarlas reposar durante al menos 8 horas antes de continuar decorándolas.

Para crear letras, se puede cubrir toda la superficie de la galleta con la glasa de color rosa intenso. Se recomienda hacer el contorno primero para facilitar el proceso. Al dibujar las líneas de contorno, es mejor mantener la boquilla ligeramente separada de la galleta para que la glasa caiga en forma de hilos y las líneas queden rectas.

A continuación, se pueden agregar puntitos de glasa blanca en la superficie de la glasa rosa y luego atravesar estos círculos por el centro para formar corazones. Este paso puede resultar entretenido y añadir un toque bonito a la decoración. Para la siguiente letra, se puede cubrir toda la superficie con el color rosa clarito, utilizando un palillo si es necesario para acomodar mejor la glasa. Finalmente, se puede terminar la superficie y la decoración estará lista.

Dejar reposar la masa

Un paso importante en la repostería es dejar reposar la masa antes de continuar con la decoración. En este caso, vamos a dejar reposar la masa durante un mínimo de 8 horas.

Decoración de la letra

Para decorar la última letra de nuestras galletas, vamos a cubrir toda la superficie con grasa blanca. Este tipo de decoración es sencilla y consiste en ir poniendo pequeños puntitos de glas en rosa clarito por toda la superficie.

Recomendación: Para este tipo de decoraciones, es recomendable empezar por los bordes y luego ir rellenando el centro.

Decoración de los corazones

Para decorar los corazones de nuestras galletas, vamos a seguir el mismo proceso anterior. Cubriremos toda la superficie de los corazones con glas, utilizando el mismo color que antes. También podemos añadir unos cuantos sprinkles para darle un toque especial.

Decoración final

Para terminar de decorar nuestras galletas, utilizaremos la glasa más pequeña que habíamos reservado. Primero la teñiremos con colorante blanco para intensificar el color. Luego, añadiremos cantidades de azúcar glas para obtener una textura más consistente.

Consejo: Siempre que añadamos azúcar, es recomendable pasarla por un colador para evitar grumos.

Utilizando un stencil

Para darle un toque final a nuestras galletas, podemos utilizar un stencil. Colocamos el stencil sobre la galleta y aplicamos una fina capa de glasa blanca encima. Luego, retiramos cuidadosamente el stencil y perfeccionamos el diseño si es necesario con un palillo.

Terminación de la decoración

Para finalizar la decoración de la letra "L", vamos a tapar la unión de los dos colores de glasa. Para esto, utilizaremos un poquito de la glasa blanca consistente. También agregaremos tres rosas pequeñitas como detalle adicional.

Finalizando la decoración

Para completar el set de galletas, podemos utilizar el resto de glasa consistente en color verde. Con una manga y una boquilla de hojas pequeñitas, podemos hacer unas pequeñas hojitas entre las rosas. ¡Y listo! Así es como quedan nuestras preciosas galletas decoradas.

Consejo: Si lo deseas, puedes usar diferentes decoraciones como mazapán, fondant o chocolate.

Deliciosas galletas decoradas

Las galletas decoradas son una delicia para cualquier amante de la repostería. En este artículo, te enseñaré cómo hacer unas galletas decoradas con forma de corazón en color rosa. ¡Son perfectas para regalar o disfrutar en cualquier ocasión!

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina
  • 250 gramos de mantequilla
  • 250 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • Colorante alimentario rosa
  • Utensilios para decorar: manga pastelera, boquilla en forma de estrella, azúcar glass

Paso a paso:

  1. Mézcla la harina y la mantequilla: En un bol, mezcla la harina y la mantequilla hasta obtener una textura arenosa.
  2. Añade el azúcar y los huevos: Agrega el azúcar y los huevos a la mezcla anterior. Remueve hasta obtener una masa homogénea.
  3. Agregra el colorante: Añade el colorante alimentario rosa y mezcla hasta que la masa tenga un color uniforme.
  4. Refrigera la masa: Envuelve la masa en papel film y déjala reposar en el refrigerador durante al menos 1 hora.
  5. Estira y corta la masa: Extiende la masa con un rodillo y corta las galletas con un cortador en forma de corazón.
  6. Hornea las galletas: Coloca las galletas en una bandeja de horno con papel de hornear y hornea a 180°C durante 10-12 minutos, o hasta que estén doradas.
  7. Decora las galletas: Prepara una manga pastelera con una boquilla en forma de estrella y rellena la manga con azúcar glass. Decora las galletas al gusto.

Conclusión:

Como has podido ver, hacer galletas decoradas no es tan difícil como parece. Además, es una actividad divertida y creativa que puedes disfrutar con tus seres queridos. Las galletas decoradas no solo lucen bonitas, sino que también son deliciosas. ¡Anímate a hacerlas y sorprende a tus seres queridos con estas delicias!

Este ha sido un artículo sobre cómo hacer galletas decoradas. Espero que haya sido de tu agrado. Si te ha gustado, no dudes en darle like y suscribirte al canal. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

Artículos relacionados