cupcakes de nubes marshmallows

Receta rápida y fácil para hacer nubes caseras con malvaviscos

Bienvenidos al Ovillo de Cocina. En este blog, aprenderás a hacer postres caseros deliciosos. En esta ocasión, te enseñaré cómo preparar nube bombones caseros, también conocidos como malvaviscos. Estos dulces son fáciles de hacer y puedes personalizarlos con el sabor, color y forma que desees. Además, te garantizo que quedarán mucho más ricos que los que encuentras en la tienda. ¡Comencemos con la receta!

Paso 1: Hidratar la gelatina

Lo primero que debes hacer es poner a hidratar en agua fría 5 hojas de gelatina. Si estás utilizando grenetina o gelatina neutra en polvo, debes usar 10 gramos. Reserva la gelatina mientras continuas con la receta.

Paso 2: Preparar el merengue italiano

En un cazo, agrega 200 gramos de azúcar, 3 cucharadas de agua (unos 45 mililitros) y un chorrito de zumo de limón. Mezcla suavemente para que el azúcar se disuelva, evitando usar utensilios que puedan crear grumos. Cocina a fuego medio hasta alcanzar una temperatura de 110-120 grados Celsius.

Importante: Mantén paciencia y no mezcles el azúcar con ningún utensilio para evitar la formación de grumos.

Paso 3: Montar las claras de huevo

Mientras esperas a que el azúcar alcance la temperatura adecuada, monta una clara de huevo utilizando una varilla eléctrica. Bate la clara hasta que esté firme.

Paso 4: Preparar la mezcla de sabor

En un recipiente aparte, mezcla 3 cucharadas de sirope de fresa o el sabor que prefieras. Añade las hojas de gelatina hidratadas y bien escurridas. Luego, coloca la mezcla en el microondas a máxima potencia durante 30 segundos.

Importante: Al salir del microondas, asegúrate de mezclar la gelatina líquida correctamente.

Paso 5: Incorporar el azúcar a las claras

Una vez que el azúcar haya alcanzado 115 grados Celsius, retíralo del fuego. Viértelo rápidamente sobre las claras montadas, mientras continúas batiendo.

Cómo hacer nubes caseras

Una de las recetas más divertidas para hacer en casa son las nubes caseras. A continuación, te explicamos paso a paso cómo prepararlas.

Ingredientes:

  • Gelatina en polvo: 2 sobres
  • Agua: 200 ml
  • Azúcar: 400 g
  • Maicena: 50 g
  • Colorantes en gel: al gusto

Paso 1: Preparar la gelatina

Comenzamos hidratando la gelatina en agua caliente y removiendo hasta que se disuelva por completo. Dejamos que se enfríe.

Paso 2: Preparar el caramelo

En un cazo, calentamos el azúcar a fuego medio hasta que se derrita y se forme un caramelo dorado. Sin dejar de remover, añadimos la gelatina disuelta y seguimos batiendo para que se integren bien los ingredientes.

Paso 3: Batir la mezcla

Es importante batir la mezcla hasta que adquiera una consistencia espesa y firme. Esto puede llevar unos 20 minutos, dependiendo del tipo de batidora que utilices. Si usas un robot de cocina, el tiempo será mucho menor.

Paso 4: Teñir la masa

Dividimos la mezcla en varios recipientes y añadimos colorante en gel del color deseado. Mezclamos bien hasta obtener un color uniforme.

Paso 5: Preparar las mangas pasteleras

Introducimos la masa teñida en mangas pasteleras y cortamos la punta para poder hacer las nubes.

Paso 6: Preparar la bandeja

En una bandeja plana y larga, espolvoreamos azúcar glas y maicena por toda la superficie. Reservamos un poco para después.

Paso 7: Formar las nubes

Vamos haciendo tiras largas con las mangas pasteleras sobre la bandeja, dejando espacio entre ellas. A medida que vamos apretando y avanzando, veremos cómo se forman las nubes.

Paso 8: Dejar reposar

Dejamos reposar las nubes durante unas horas para que adquieran firmeza.

Paso 9: Cortar y conservar

Con un cuchillo, cortamos las nubes en trozos del tamaño deseado. Podemos conservarlas en un recipiente hermético para que se mantengan frescas durante varios días.

Cómo hacer mini nubes caseras

Hoy vamos a compartir una receta deliciosa para hacer mini nubes caseras. Estas nubes son perfectas para disfrutar como un dulce snack o para decorar tus postres favoritos. ¡Sigue leyendo para aprender cómo hacerlas!

Ingredientes:

  • Agua: 1/2 taza
  • Azúcar: 2 tazas
  • Gelatina sin sabor: 2 sobres
  • Maicena: 1/2 taza
  • Azúcar glas: 1/2 taza
  • Colorante alimentario: varios colores

Paso a paso:

  1. En una cacerola, mezcla el agua y el azúcar. Lleva a fuego medio y remueve hasta que el azúcar se disuelva por completo.
  2. Añade la gelatina sin sabor a la mezcla anterior. Remueve hasta que la gelatina se disuelva y la mezcla esté homogénea.
  3. Divide la mezcla en diferentes recipientes y añade colorante alimentario a cada uno de ellos. Mezcla bien para obtener los colores deseados.
  4. Vierte las diferentes mezclas de gelatina en moldes rectangulares y deja reposar en el frigorífico durante al menos tres horas, hasta que la gelatina se cuaje.
  5. Retira la gelatina del frigorífico y desmolda con cuidado. Pasa un cuchillo afilado por los bordes para separarla del molde.
  6. Corta la gelatina en pequeñas nubes del tamaño que prefieras. Utiliza un cuchillo afilado para lograr cortes limpios.
  7. En un recipiente aparte, mezcla la maicena y el azúcar glas. Pasa cada nube por esta mezcla para evitar que se peguen entre sí.
  8. ¡Listo! Ya puedes disfrutar de tus mini nubes caseras. Las puedes utilizar para decorar postres o simplemente para disfrutar de un dulce snack.

Tips y recomendaciones:

  • Puedes utilizar diferentes sabores de gelatina para obtener nubes de colores y sabores variados.
  • Recuerda utilizar un cuchillo muy afilado para lograr cortes limpios y bonitos.
  • Si deseas, puedes añadir sirope o cordones de chocolate para decorar las nubes.

Conclusiones:

Estas mini nubes caseras son una delicia para los amantes de los dulces. Su textura es suave y su sabor es mucho más intenso que las nubes comerciales. Al hacerlas en casa, puedes personalizar los colores y sabores según tus gustos. Te aseguro que te sorprenderás con su sabor y textura. ¡Anímate a probar esta receta!

Más recetas de repostería:

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

¡Hola a todos! Bienvenidos a mi blog sobre repostería. En este artículo os daré algunos consejos para hacer deliciosos postres caseros. Espero que os guste y que pongáis en práctica estas recomendaciones en vuestra cocina.

¿Por qué hacer postres caseros?

Hacer postres caseros tiene muchas ventajas. En primer lugar, podemos controlar los ingredientes que utilizamos, asegurándonos de que son de alta calidad y evitando los aditivos o conservantes innecesarios. Además, cocinar en casa nos permite personalizar los postres según nuestros gustos y necesidades.

Consejos para hacer postres caseros

1. Planifica tus recetas

Planificar tus recetas es fundamental para tener éxito en la repostería. Antes de empezar, asegúrate de tener todos los ingredientes necesarios y revisa los pasos a seguir. Así evitarás sorpresas desagradables durante el proceso de elaboración.

2. Utiliza ingredientes frescos

La calidad de los ingredientes que utilices marcará la diferencia en tus postres caseros. Utiliza ingredientes frescos y de buena calidad para obtener resultados óptimos. Puedes ir al mercado local y elegir las frutas más frescas y maduras, así como utilizar huevos de corral o mantequilla de calidad.

3. Sigue las recetas al pie de la letra

A la hora de hacer postres caseros, es importante seguir las recetas al pie de la letra. Cada ingrediente y paso tiene su razón de ser, y cualquier cambio puede alterar el resultado final. Si eres principiante, te recomiendo que sigas las recetas paso a paso y vayas experimentando una vez que te sientas más cómodo/a en la cocina.

4. No te olvides de medir los ingredientes

Medir los ingredientes con precisión es clave en la repostería. Utiliza una báscula de cocina para pesar los ingredientes sólidos y una jarra medidora para líquidos. Evita las medidas aproximadas para obtener resultados consistentes.

5. No te rindas si algo sale mal

En la repostería, como en cualquier otra habilidad, es normal cometer errores. Si algo sale mal en tus primeros intentos, no te desanimes y sigue practicando. La práctica hace al maestro y, con el tiempo, irás mejorando tus habilidades en la cocina.

Artículos relacionados