casita de galleta de jengibre

Deliciosos cupcakes de jengibre para endulzar tu Navidad

Cómo hacer una casita de galletas de jengibre

Bienvenidos a otro viernes más en nuestro blog de repostería. Hoy vamos a mostrarte cómo hacer una deliciosa casita de galletas de jengibre. Esta receta es muy solicitada por nuestros seguidores y estamos encantados de hacerla para ustedes. Además, queremos agradecerles por su participación en Instagram en la elección de la decoración para esta casita.

Nos emociona mucho interactuar con ustedes y tener su opinión en ciertas decisiones sobre las recetas. También quiero mencionarles que regalamos esta casita a dos niños que son fans de nuestros vídeos y sé que la disfrutaron mucho. Aprovecho también para invitarlos a un directo que haremos mañana sábado 9 de diciembre. Estaremos respondiendo a todas sus preguntas, así que ¡nos vemos allí!

Ingredientes:

  • Harina de trigo común todo uso
  • Melaza o miel de caña
  • Mantequilla sin sal
  • Un huevo
  • Azúcar moreno o mascabado
  • Jengibre en polvo
  • Pizca de sal
  • Canela
  • Nuez moscada
  • Clavo de olor en polvo

Paso a paso:

  1. Tamiza la harina, el jengibre, la canela, el clavo de olor y la nuez moscada. Añade una pizca de sal y mezcla bien.
  2. Bate la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. Esto tomará alrededor de 5 minutos en velocidad media alta.
  3. Bate el huevo ligeramente antes de agregarlo a la mezcla. Esto ayudará a que se integre mejor con los demás ingredientes.
  4. Añade una cucharada de la mezcla de harina y especias a la batidora. Luego incorpora toda la melaza o miel. Esto mantendrá la masa ligada y evitará que se corte.
  5. Ahora, baja la velocidad de la batidora y añade la harina restante poco a poco. Mezcla hasta obtener una masa suave y manejable.
  6. Envuelve la masa en papel film y déjala reposar en el refrigerador durante al menos una hora.
  7. Una vez fría la masa, estira sobre una superficie enharinada y corta las formas para armar la casita.
  8. Hornea las galletas a 180°C durante 10-12 minutos o hasta que estén doradas.
  9. Deja enfriar completamente las galletas antes de montar la casita.
  10. Decora la casita a tu gusto utilizando glaseados, caramelos y otros elementos. ¡Deja volar tu imaginación!
  11. Disfruta de tu hermosa casita de jengibre y compártela con tus seres queridos.

Y así de fácil es hacer una deliciosa casita de galletas de jengibre. Espero que disfrutes de esta receta tanto como nosotros, y recuerda que siempre puedes personalizarla a tu gusto. ¡Nos vemos en el siguiente post!

En este artículo, vamos a compartir algunos consejos para hacer postres caseros deliciosos. En este caso, vamos a centrarnos en cómo hacer unas galletas caseras perfectas, con una textura suave y un sabor delicioso. Además, te enseñaremos a decorarlas con glasa real o royal icing. ¡Empecemos!

Preparación de la masa de las galletas

Para hacer las galletas, primero debemos integrar la melaza en la masa. A continuación, agregamos la harina cucharada a cucharada, para que se integre correctamente. Es importante hacerlo a baja velocidad para obtener un resultado óptimo. Una vez que la harina se haya incorporado por completo, dejamos de batir y comprobamos que no haya restos de ingredientes sin mezclar en el fondo del bol.

Tip:

Añade la harina poco a poco y a baja velocidad para obtener unas galletas suaves y deliciosas.

Estirado y recorte de la masa

Dividimos la masa en dos partes y estiramos una de ellas entre dos hojas de papel encerado o de horno. El grosor recomendado es de aproximadamente cuatro milímetros. A continuación, colocamos las plantillas de la casita sobre la masa estirada y recortamos las piezas. Luego, llevamos la masa al congelador durante unos 15 minutos para que se endurezca.

Tip:

Utiliza plantillas para recortar las galletas en forma de casita y congela la masa antes de hornear para obtener una mejor forma.

Horneado y enfriado de las galletas

Colocamos las piezas recortadas en una bandeja de horno cubierta con papel encerado y las horneamos a 180 grados Celsius durante aproximadamente 14 minutos, o hasta que los bordes empiecen a dorarse. Luego, dejamos que las galletas se enfríen durante 10 minutos en la misma bandeja antes de transferirlas a una rejilla para que se enfríen por completo a temperatura ambiente.

¡Atención!

Tus galletas están listas cuando los bordes están dorados. No las saques del horno antes de tiempo para evitar que se queden blandas.

Decoración de las galletas con glasa real

Para preparar la glasa real o royal icing, necesitaremos azúcar glas, agua y el ingrediente clave. Con esta glasa, podrás decorar tus galletas con diseños creativos y personalizados. ¡Deja volar tu imaginación!

¡Consejo experto!

Utiliza glasa real para decorar tus galletas de forma creativa y personalizada.

Preparación de la glasa

Para preparar la glasa, podemos utilizar albúmina de huevo en polvo o polvo de merengue como sustituto. En un bol grande, mezclamos el azúcar glas con la albúmina y el agua hasta obtener una mezcla homogénea.

Decoración del frontal de la casita

Montamos la casita de jengibre comenzando por decorar el frontal. Utilizamos una manga pastelera con la boquilla número 2 de Wilton para hacer puntos con la glasa. Aquí puedes dejar volar tu imaginación y decorar como más te guste. Es recomendable hacer toda la decoración con glasa antes de montar la casita, para evitar que se escurra.

Utilización de elementos comestibles

Podemos utilizar diferentes elementos comestibles para la decoración. Por ejemplo, palitos de galleta para hacer la puerta. También se puede utilizar un rotulador de tinta comestible para hacer una guía antes de dibujar las ventanas.

Lo que me encanta de estas casitas es que no hace falta ser un experto para decorarlas. Con líneas sencillas y puntitos podemos conseguir una decoración muy bonita.

Decoración de los laterales

Continuamos decorando los laterales de la casita siguiendo el mismo estilo utilizado en el frontal. Podemos añadir golosinas o gominolas para darle un toque de color a la decoración.

Creación del tejado

Para el tejado, podemos utilizar un rotulador de tinta comestible para marcar las ondas. Luego, dibujamos las ondas por todo el tejado para simular las tejas. Un consejo útil es levantar un poco la manga pastelera y dejar caer la glasa para obtener líneas lisas y una decoración más fácil. Por último, colocamos un sprinkle en forma de copito de nieve en el centro de cada teja.

¡Ya tenemos la casita de jengibre totalmente decorada!

Montando la casita de galleta

Antes de montar la casita, es importante dejar reposar durante al menos una hora para que la decoración endurezca.

Para montar la casita, podemos utilizar vasos u otros objetos para mantener las piezas de pie. A continuación, añadimos glasa en el borde de las galletas y las juntamos con el borde correspondiente. Utilizo la boquilla número 10 de Wilton para esto.

Una vez tenemos los cuatro lados de la casa, retiramos los vasos y ponemos más glasa en los bordes para pegar uno de los tejados. Recomiendo tapar la boquilla con film transparente o una bolsita para que la glasa no se seque.

Colocamos el primer tejado y fijamos el otro lado de la misma manera. Para prevenir que los tejados se resbalen, podemos utilizar dos vasitos a los lados para mantenerlos en su sitio.

Dejamos secar la glasa a temperatura ambiente durante una hora o hasta que endurezca por completo.

Dando los últimos detalles

Una vez seca la glasa, colocamos en un plato grande coco rallado para simular la nieve y ponemos la casita encima. A continuación, hacemos unas gotitas de glasa en el borde del tejado para que hagan el efecto de nieve cayendo.

Tapamos la junta de los tejados con una línea de glasa y fijamos algunas gominolas en los laterales. Sobre el tejado, espolvoreamos una fina capa de azúcar glas para hacer un efecto nevado.

Como toque final, podemos hacer un caminito de gominolas hacia la puerta principal de nuestra casita.

¡Y ya está lista nuestra casita acogedora y bonita!

Destacados en la comunidad de reposteros

En esta sección, destacamos algunas creaciones de la comunidad de reposteros:

  • Agustín ha hecho el cheesecake de oreo, ¡que está realmente delicioso!
  • Angela ha preparado la tarta mousse de fresa, me gusta muchísimo cómo la ha decorado.
  • Vic ha hecho una mesa dulce inspirada en las ideas del canal, ¡todo se ve muy rico y bonito!
  • Mari se ha animado con la tarta de chocolate y guinness, espero que la hayáis disfrutado mucho.

Espero que os haya gustado este tutorial y os animéis a hacer esta casita de galleta con los más pequeños de vuestra casa.

Título del artículo: Cómo hacer una tarta de unicornio

¡Hola a todos! Soy Roberto y hoy os traigo una receta muy especial. En este artículo, aprenderéis cómo hacer una deliciosa y hermosa tarta de unicornio. Espero que os guste tanto como a mí. ¡Comencemos!

Ingredientes necesarios

Para hacer esta tarta unicorno, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de harina
  • 100 gramos de mantequilla
  • 3 huevos
  • 200 ml de leche
  • 150 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • Colorantes alimentarios de colores
  • Fondant para decorar

Paso a paso

A continuación, te explicaré cómo hacer esta tarta de unicornio paso a paso:

1. Preparación de la masa: En un bol, mezcla la harina, la mantequilla, los huevos, la leche, el azúcar y la vainilla. Bate bien hasta obtener una masa suave y homogénea.

2. Divide la masa: Separa la masa en diferentes recipientes, según los colores que quieras utilizar para el unicornio. Añade diferentes colorantes alimentarios a cada recipiente y mezcla bien hasta obtener los colores deseados.

3. Horneado: Vierte la masa en un molde previamente engrasado y enharinado. Asegúrate de que los colores se mezclen ligeramente en el molde, para dar el efecto de un unicornio multicolor. Luego, hornea la tarta a 180 grados durante 30 minutos.

4. Decoración: Una vez que la tarta esté completamente fría, decórala con fondant para darle el aspecto de un unicornio. Puedes hacer los ojos, la melena y los cuernos con fondant de diferentes colores. ¡Deja volar tu imaginación!

¡Y eso es todo! Ahora ya sabes cómo hacer una deliciosa tarta de unicornio para sorprender a tus invitados. Espero que disfrutes preparando esta receta tanto como yo. ¡No olvides compartir tus resultados conmigo en los comentarios!

Conclusiones

Su colorido y sabor la convierten en un postre único y divertido. Si quieres aprender más recetas como esta, no dudes en suscribirte a nuestro canal y seguir visitándonos para estar al tanto de todas las novedades. ¡Hasta pronto!

Artículos relacionados