calabazas de chocolate rellenas de lacasitos

Deliciosas y terroríficas ideas de postres para tu fiesta de Halloween

¡Celebra Halloween con una deliciosa tarta de calabaza!

Bienvenidos una vez más a nuestro blog de repostería, donde hoy queremos mostrarte una receta perfecta para celebrar Halloween. Se trata de una tarta en forma de calabaza, con un delicioso bizcocho de calabaza y chocolate. Además, su frosting de queso crema le da un toque irresistible.

Ingredientes:

  • Bizcocho de calabaza
  • Bizcocho de chocolate
  • Muffin
  • Puré de calabaza

Para hornear la calabaza, elegiremos una variedad conocida como calabaza de tipo cacahuete o maní. Sin embargo, también puedes utilizar las calabazas redondas típicas de Halloween, conocidas internacionalmente como calabaza tipo water nut. Dependiendo del país, también se la conoce como zapallo, auyama o ayote.

Una vez tengamos la calabaza, la partiremos por la mitad y retiraremos las semillas con una cuchara. Colocaremos las mitades de calabaza boca abajo en una bandeja con papel de horno o encerado, para evitar que se doren demasiado en su parte interior.

Precalentaremos el horno a 180 grados y hornearemos la calabaza durante aproximadamente una hora, aunque el tiempo puede variar según el tamaño de la calabaza. Para comprobar su cocción, puedes pincharla con un cuchillo y verificar que esté blanda. Una vez horneada, la dejaremos enfriar completamente a temperatura ambiente.

Cuando la calabaza esté fría, podremos retirar fácilmente la piel y usarla para preparar el puré de calabaza necesario para la receta.

Preparación de los bizcochos:

Para realizar la tarta en forma de calabaza, necesitaremos hacer dos bizcochos de calabaza y un muffin. Utilizaremos el muffin boca abajo para hacer el tallo de la calabaza.

Para cada bizcocho, utilizaremos el puré de calabaza previamente preparado. Recuerda seguir las cantidades indicadas en la cajita de información o en la descripción del video.

Una vez horneados los bizcochos y el muffin, estarán listos para ser decorados.

Te recomendamos probar el bizcocho de calabaza por sí solo, ¡su sabor es una auténtica delicia! El frosting de queso crema le aporta un toque irresistible. Además, la decoración en forma de calabaza hará que tus invitados queden encantados durante la celebración de Halloween.

¡Anímate a probar esta receta y celebra Halloween con una tarta deliciosa y divertida!

Preparación de la pulpa de calabaza

Pelamos la calabaza y ponemos la pulpa sobre un colador de malla fina. Dejamos que escurra durante unas dos horas. Si deseamos acelerar el proceso, podemos ponerla sobre un paño o gasa de cocina y apretarla para que suelte más líquido. Retiramos el líquido soltado por la calabaza y trituramos la pulpa hasta obtener un puré.

Ingredientes para el bizcocho de calabaza

  • Harina de trigo todo uso
  • Puré de calabaza
  • Huevos
  • Azúcar moreno/mascabado
  • Leche
  • Aceite de oliva de sabor suave o aceite de girasol
  • Cacao en polvo sin azúcar
  • Polvo de hornear o levadura química
  • Extracto de vainilla
  • Ralladura de naranja
  • Jengibre en polvo
  • Nuez moscada
  • Canela en polvo
  • Sal

Preparación del bizcocho de calabaza

  1. Batir los huevos a velocidad media durante cinco minutos, hasta que espumen.
  2. Añadir el azúcar moreno/mascabado y batir nuevamente hasta que esté bien integrado.
  3. Agregar el aceite y el extracto de vainilla, mezclar un poco para repartirlos por toda la mezcla.
  4. Añadir el puré de calabaza y batir hasta integrarlo por completo.
  5. Colocar un colador y agregar la harina de trigo junto al polvo de hornear o levadura química.
  6. Añadir la canela en polvo, el jengibre en polvo y la nuez moscada. Remover para evitar grupos de especias en la masa.
  7. Agregar la pizca de sal y remover un poco más.
  8. Batir suavemente la mezcla a baja velocidad para evitar el desarrollo del gluten de la harina.

Resultado final

El bizcocho de calabaza resultante tendrá un sabor delicioso y jugoso, que combina perfectamente con el dulzor natural de la calabaza. Puedes disfrutar este postre casero acompañado de un café o como parte de una merienda. ¡Anímate a probar esta receta y sorprende a tus seres queridos con un delicioso bizcocho de calabaza!

Hoy os traigo una deliciosa receta de bizcocho muy tierno y esponjoso. En este artículo, compartiré con vosotros todos los trucos para obtener el mejor resultado. Si eres amante de la repostería casera, ¡no te lo puedes perder!

Ingredientes

  • 250 gramos de harina
  • 200 gramos de azúcar
  • 4 huevos
  • 200 gramos de mantequilla
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Ralladura de naranja
  • 1 taza de calabaza cocida y triturada
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 1/2 taza de leche
  • Fondant verde para los detalles de la calabaza

Preparación

1. Preparación de la masa base:

En un bol, mezcla la harina y la levadura en polvo.

En otro bol, bate la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema suave.

Agrega los huevos uno a uno y mezcla bien después de cada adición.

Incorpora la ralladura de naranja y mezcla nuevamente.

2. Preparación de la masa de chocolate:

Reserva una taza y media de la masa base en otro bol.

Añade el cacao en polvo previamente tamizado y mezcla.

Agrega la leche y remueve hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

3. Horneado:

Versa la masa de calabaza en un molde de bunt cake previamente engrasado.

Vierte encima la masa de chocolate y mezcla ligeramente con una espátula para crear un efecto de ondas.

Hornea a 180 grados Celsius durante aproximadamente 40 minutos, o hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio.

Deja enfriar en el molde durante 10 minutos antes de desmoldar.

Repite el proceso para hacer el segundo bizcocho.

4. Decoración:

Mientras los bizcochos enfrían, prepara los detalles de la calabaza con el fondant verde.

Haz un churrito fino enrollando el fondant y dándole forma rizada con la ayuda de un pincel.

Coloca los detalles en los bizcochos para simular el tallo de la calabaza.

Cómo decorar una tarta calabaza

Preparación de los adornos

Rizos sobre la tarta y, como veis, no tienen por qué ser iguales entre sí. Para dejarlo secar, los espolvoreamos con azúcar glas. De este modo, endurecerá más rápidamente. Estiramos un poquito más de fondant verde y recortamos libremente la forma de las hojitas de la calabaza. Podemos hacerlas más pequeñas, más grandes o un poco torcidas hacia un lado. Como la naturaleza no es perfecta, para que nos quede más realista, lo mejor es hacerlas con varias formas. Vamos a necesitar unas 12 hojitas aproximadamente, pero eso depende del tamaño de vuestra tarta. Cuando las tengamos recortadas, las dejamos endurecer sobre unas cucharas. De esta manera, tendrán una forma más natural, ya que no quedarán totalmente planas.

El diseño de la carita

Ahora os muestro el diseño de la carita que le vamos a poner a nuestra tarta calabaza. En este caso, utilizaré un cortador cuadrado para hacer los ojos, uno más pequeñito para hacer la nariz y dos cortadores circulares para la boca. Estos son de plástico, lo que me permite aplastarlos un poquito para hacer la sonrisa. Después, con el cortador cuadrado pequeñito, cortaremos lo que serán los dientes. Y si no conseguís este tipo de cortadores, también os digo que todo esto también se puede hacer con un cortador o un cuchillo. Lo mejor es aprovechar los recursos que tengáis a mano. Ahora estiramos fondant de color negro para recortar las piezas que formarán la carita de nuestra calabaza. La verdad es que, si hacéis una plantilla, es mucho más fácil, ya que podéis recortar las piezas en papel y ponerlas sobre el fondant para cortarlo a la medida que queráis. Una vez lo tengamos todo, lo dejamos reposar para que endurezca un poquito.

Preparación de la buttercream

Mientras, vamos a hacer la buttercream. Para ello, vamos a necesitar azúcar glass, también conocida como azúcar impalpable o azúcar flor, queso crema tipo Philadelphia o Finlandia, mantequilla sin sal, colorantes alimentarios de color naranja y verde, y opcionalmente un poquito de canela en polvo. Empezamos batiendo la mantequilla durante 5 minutos a velocidad alta. Como está a temperatura ambiente, será muy fácil que se esponje y que se vuelva más blanquita. Pasado este tiempo, sobre un colador, ponemos el azúcar glas y la canela en polvo. Así, lo tamizamos y evitamos que nuestra buttercream tenga partes apelmazadas. Cuando terminemos de tamizar, lo vamos a mezclar a velocidad bajita hasta que la mantequilla absorba un poquito el azúcar glas. Después, subimos a velocidad alta y batimos durante cinco minutos más. Os recomiendo que hagáis esta crema con un azúcar muy finito, ya que así no se notarán los cristalitos de azúcar y nos resultará más agradable a la hora de comerla. Pasado este tiempo, añadimos el queso crema y batimos dos minutos más. El queso crema le da un saborcito muy rico a la buttercream. Además, aligera la crema. Pero si lo preferís, también podéis sustituir el queso por más mantequilla para hacer una buttercream común.

Decoración final

Una vez que tenemos todos los elementos preparados, podemos proceder a decorar nuestra tarta calabaza. Extendemos una capa generosa de buttercream naranja sobre toda la superficie de la tarta. Luego, con ayuda de una manga pastelera y una boquilla de estrella, decoramos los bordes superiores de la tarta. Colocamos los rizos de fondant verde en la parte superior de la tarta para simular los rizos de una calabaza. A continuación, colocamos las hojas de fondant verde alrededor de los rizos para darle mayor realismo. Por último, colocamos la carita de fondant negro en el centro de la tarta.

Consejos para hacer una tarta de Halloween con forma de calabaza

Si estás buscando una idea original para tu fiesta de Halloween, te propongo hacer una tarta de calabaza. No solo será un postre delicioso, sino que también será el centro de atención de tu mesa. A continuación, te daré algunos consejos para que puedas crear tu propia tarta de calabaza casera.

Elige una receta de bizcocho

Lo primero que debes hacer es elegir una receta de bizcocho que te guste. Puedes optar por un bizcocho de vainilla o de chocolate, según tus preferencias. Una vez que tengas la receta, sigue las instrucciones para preparar el bizcocho.

Prepara el relleno

Después de tener el bizcocho horneado y enfriado, es hora de preparar el relleno. Puedes utilizar una crema de merengue, una ganache de chocolate o cualquier otro relleno que te guste. Asegúrate de que esté bien integrado y separa un poco de crema para teñir de color naranja y verde.

Tiñe la crema de colores

Para darle el aspecto de calabaza a tu tarta, tienes que teñir la crema de color naranja y verde. Utiliza colorantes en gel o en pasta para obtener colores intensos. Evita los colorantes líquidos, ya que podrían afectar la consistencia de la crema.

Recuerda: Utiliza colorantes en gel o en pasta para obtener colores intensos en tu crema de calabaza.

Monta la tarta

Coloca uno de los bizcochos boca abajo y añade una capa de crema de color naranja. Luego, añade el otro bizcocho y cólocalo de forma que encaje con el de abajo. Rellena el centro con más crema de color naranja hasta que esté completamente cubierto.

Cubre la tarta con crema

Aplica una primera capa de crema en toda la superficie de la tarta para obtener una superficie más lisa. Luego, cubre los laterales con más crema y alísala con una servilleta o un cuchillo. Refrigera la tarta durante 30 minutos para que la crema se endurezca un poco.

Consejo: Refrigera la tarta durante 30 minutos para que la crema se endurezca antes de aplicar la segunda capa.

Añade los detalles de la calabaza

Una vez que la crema esté bien firme, es hora de añadir los detalles de la calabaza. Puedes utilizar fondant para hacer los ojos, la boca y el tallo de la calabaza. Coloca los detalles sobre la tarta con cuidado.

Decora el muffin como el tallo de la calabaza

Prepara un muffin y cúbrelo con la crema de color verde. Coloca el muffin boca abajo en el centro de la tarta para hacer el tallo de la calabaza. Asegúrate de cubrir el muffin por completo con crema verde.

Recuerda: Utiliza crema de color verde para hacer el tallo de la calabaza sobre la tarta.

Termina de decorar y disfruta

Una vez que hayas colocado todos los detalles, limpia la superficie de la tarta de posibles manchas. Rellena el interior de la tarta con tus chocolates favoritos y ¡listo! Ahora puedes disfrutar de tu tarta de calabaza en tu fiesta de Halloween.

Cómo hacer una tarta en forma de calabaza de Halloween

Hoy vamos a enseñaros cómo hacer una deliciosa tarta en forma de calabaza de Halloween para sorprender en esa fecha tan especial. Es una receta sencilla y divertida que seguro gustará tanto a niños como a adultos. ¡Vamos a por ello!

Ingredientes:

  • 150 gramos de galletas
  • 75 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de chocolate negro
  • 300 ml de nata para montar
  • 350 gramos de puré de calabaza
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 1 cucharadita de clavo en polvo
  • 150 gramos de azúcar
  • 3 huevos
  • Hoja de papel de horno

Paso a paso:

1. Base de galleta: Tritura las galletas hasta obtener una textura de arena. Derrite la mantequilla y mezcla con las galletas trituradas. Cubre la base de un molde desmontable con esta mezcla y presiona bien. Deja enfriar en la nevera durante 30 minutos.

2. Preparación del relleno: Derrite el chocolate negro con la nata en un cazo a fuego lento hasta obtener una mezcla homogénea. Aparta del fuego y añade el puré de calabaza, la canela, la nuez moscada, el clavo y el azúcar. Mezcla bien.

3. Añadir los huevos: Incorpora los huevos uno a uno, mezclando bien después de cada adición. La mezcla final debe ser suave y sin grumos.

4. Horneado: Vierte la mezcla sobre la base de galleta en el molde. Precalienta el horno a 180 grados Celsius y hornea durante 40-45 minutos o hasta que el centro esté firme. Deja enfriar antes de desmoldar.

5. Decoración: Para dar forma de calabaza, coloca hojas de papel de horno en la parte superior de la tarta, superponiendo unas con otras. Dobla algunas puntitas hacia arriba para dar movimiento y volumen a la calabaza. Decora con churritos en forma de resorte.

6. Detalles de Halloween: Para hacer la calabaza más auténtica, añade la boca, los ojos y la nariz en la crema de la tarta. Puedes fijarlos sin problema.

7. Resultado final: ¡Ya tienes tu tarta en forma de calabaza de Halloween lista para ser disfrutada! Puedes cortarla para ver la parte interior, una deliciosa mezcla de calabaza y chocolate. ¡A los más curiosos les encantará el toque divertido y colorido!

Si te ha gustado la receta, compártela con tus amigos y familiares. ¡Quién sabe, quizás te pidan que la hagas algún día! No olvides suscribirte a nuestro blog y seguirnos en nuestras redes sociales para más novedades y recetas.

Artículos relacionados